La Federación inglesa de fútbol ha sancionado a Dele Alli, jugador de Tottenham, con un partido de suspención y una multa de 50.000 libras (55.700 euros) por burlarse del coronavirus y de una persona asiática en su cuenta de Snapchat.

En febrero el jugador publicó un video en el que aparece en un aeropuerto con mascarilla, junto al mensaje: «Corona qué, por favor escuchad con volumen». A continuación, dirige la cámara de su teléfono hacia un hombre de origen asiático y lo agranda en su pantalla.

Según un comunicado de la organización, el jugador del Tottenham Hotspur violó la Regla FA E3 (1) «ya que incluía una referencia, expresa o implícita, a la raza y/o el color, el origen étnico o la nacionalidad».

La violación de las normas fue posteriormente corroborada por una Comisión Reguladora independiente.

El futbolista tendrá que asistir, además, a un curso educativo, según la Federación inglesa de fútbol.

Leave a Comment