Millones de personas alrededor del mundo se han visto obligadas a cumplir un confinamiento que ha durado sobre tres meses debido a la pandemia a causa del COVID-19, ocasionando a la par una crisis económica con fuerte impacto en las remesas a nivel nacional y latinoamericano, ya que las personas se han visto obligadas a reducir el envío de dinero a sus países de origen, o priorizar en el uso e inversión.

Según el Banco Mundial, en el 2020, se espera que haya una reducción de casi un 20% en las remesas por causa de la pandemia y el confinamiento en el que se encuentra la mayor parte del mundo. Considerando también que la evolución de la crisis sanitaria es impredecible a nivel mundial, es importante prepararse aplicando medidas de prevención, especialmente en la administración correcta de nuestras fuentes de ingreso y recursos económicos.

Banco Promerica Honduras en consciencia del impacto económico que la situación puede representar dentro de muchos hogares hondureños, comparte un par de recomendaciones para administrar las remesas familiares durante este período de crisis nacional:

· Elaborar un presupuesto, se recomienda planificar el uso de las remesas con antelación, así evitar el gasto innecesario, asimismo revisar y reajustar el presupuesto para períodos estimados de duración del confinamiento, priorizando los gastos necesarios y básicos que se puedan cubrir con el ingreso que tiene disponible.

· Revisar las cuentas y elaborar un listado de los pagos pendientes, priorizar las cuentas y de ser necesario, buscar la oportunidad y acercarse a las instituciones correspondientes para realizar acuerdos de pagos, en caso de no poder realizarlo en estos momentos.

· Ahorrar, es importante crear el hábito de ahorro, especialmente durante una crisis, se recomienda que al recibir las remesas y proceder a realizar compras se consideren ofertas y descuentos en los comercios, así como al realizar pagos se consideren opciones que le permitan disponer de un sobrante para ahorro, ya que este ahorro representa una seguridad ante la incertidumbre.

· Reprogramar proyectos o planes, posponer proyectos que no aporten al balance de la economía familiar es la mejor recomendación, así se enfocan las inversiones y gastos en lo necesario para la crisis.

· Evitar las compras compulsivas, ante la incertidumbre, es clave priorizar las compras y gastos, a productos y servicios primordiales para sobrellevar la crisis.

Adicional a estas recomendaciones, ejecutivos del banco invitan a la población hondureña a seguir tomando todas las medidas de prevención, cuidando de sí mismos, para cuidar del resto de su familia y de Honduras.

Banco Promerica reitera su compromiso con impulsar el bienestar económico de sus clientes y el desarrollo positivo del país, por lo que invita a la población hondureña a continuar confiando en que juntos podemos superar todo.

Leave a Comment