Numerosas organizaciones están mostrando su apoyo hacia la propuesta de conceder el Premio Nobel de la Paz a la Brigada Henry Reeve, después de que médicos, enfermeras y profesionales de la salud pública de Cuba hayan intervenido en casi una treintena de países por el nuevo coronavirus.

La iniciativa se manifiesta en Internet y en las redes sociales y tiene como impulsores a decenas de organizaciones de solidaridad con Cuba en diferentes partes del mundo, que piden que le sea entregada esta distinción al retén de médicos cubanos especializados en ofrecer ayuda sanitaria en situaciones de desastres y de grandes epidemias. La petición se produce después de la ayuda que ha ofrecido este contingente enviando a miles de sanitarios para combatir la actual pandemia mundial.

Las diferentes iniciativas se han originado sobre todo en Europa, EE.UU. y América Latina. Una de las que ha tenido más repercusión se ha dado a conocer a través de un grupo de Facebook creado por una organización griega. Asimismo, dos organizaciones de solidaridad con Cuba en Francia lanzaron una convocatoria a través de una página web, que poco tiempo después se convertía en un movimiento apoyado por más de 160 organizaciones.

Ahora muchos grupos de solidaridad con Cuba de diferentes países se plantean crear un comité internacional que le dé más fuerza a esta propuesta.

Dimitri Dimis, del Comité Internacional por la Paz y la Justicia, sostiene que apoyan esta propuesta «de corazón» porque «los médicos cubanos muestran otra vez más que están aquí con nosotros, que están aquí por la vida».

De la misma opinión es la presidenta de la Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba, Irma Dioli: «Nuestro país ha tenido la oportunidad de conocer directamente la acción de las brigadas, apreciando su profesionalidad además del espíritu solidario y humanitario de su intervención, sin pedir nada a cambio, y brindando su propio esfuerzo en aras del sagrado objetivo de salvar vidas», ha afirmado.

El contingente Henry Reeve fue creado en el año 2005 por el entonces presidente cubano Fidel Castro. Su objetivo inicial era ofrecer ayuda sanitaria a los ciudadanos estadounidenses afectados por el huracán Katrina, pero este ofrecimiento fue rechazado por el entonces presidente George W. Bush. Posteriormente, esta brigada médica ha desplegado sus servicios en diferentes países que han sido víctimas de desastres naturales, como sucedió durante la epidemia de ébola en África o la epidemia del cólera en Haití. Su trabajo ha recibido reconocimientos de diferentes gobiernos e, incluso, de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Leave a Comment