Si eres de los que no te gusta perder el tiempo o estás harto de que te defraude una serie después de estar viéndola durante horas, te proponemos diez series recomendadas que son cortas en Netflix.

Unorthodox

Fue la serie más comentada de Netflix en el confinamiento y es bastante corta, ya que son menos de cuatro horas. Una serie alemana que cuenta la historia de Esther Shapiro (Shira Haas), una joven judía que deja a su marido y familia en Brooklyn ante la oportunidad de tener su propia independencia en Berlín. Un drama con religión y fe de fondo que ofrece algo distinto a lo que habíamos visto hasta ahora.

Con un equipo detrás principalmente femenino, la serie se basa en la historia real de Deborah Feldman. Esta joven nació en 1986 y se crió en Williamsburg, Brooklyn, en el seno de una familia Satmar que solo hablaba yidis, prohibiéndole hablar inglés cuando estaba en casa. Deborah fue criada por sus abuelos, ya que su madre biológica huyó de esta religión poco después del nacimiento de su hija y su padre tenía una discapacidad mental que le impedía criarla él mismo.

After Life

El extravagante humorista Ricky Gervais protagoniza esta serie, dividida en dos temporadas. Tony llevaba una vida perfecta, pero tras el repentino fallecimiento de su esposa, en vez de suicidarse decide llevar al límite lo que se puede o no hacer y empieza a hacer y decir todo lo que le da la gana. Algo que será complicado cuando todo el mundo decide intentar salvar a la buena persona que conocían.

Bonding

Basada en las experiencias personales del creador Rightor Doyle, Bonding es una comedia oscura de siete episodios con una duración de 15 minutos cada uno. La serie de Netflix gira en torno a Tiff (Zoe Levin), una estudiante de posgrado que trabaja como dominatriz, y Pete (Brendan Scannell), su mejor amigo, un estudiante gay que necesita dinero.

Para ellos, el sadomasoquismo es un negocio, no un asunto de placer, trabajar juntos cambiará la dinámica de su amistad y los llevará a un sendero de autodescubrimiento.

Typewriter

Para los amantes del terror, esta serie india es la indicada. En algunos foros la empezaron a llamar «la Stranger Things de la India”, ya que los protagonistas son unos niños, y se decía que daba tanto miedo que algunas personas no eran capaces de terminar de verla. Se trata de una serie de manufactura procedente hindú que sigue los pasos de un grupo de tres jóvenes amigos que

se divierten jugando a cazar fantasmas. Un día deciden buscar un fantasma en una mansión abandonada que se dice que está embrujada.

El juego continúa hasta que una familia se muda a esta antigua villa. A partir de este momento empiezan a suceder cosas extrañas: muertes que parecen no estar relacionadas, ruidos atronadores, presencias en mitad de la noche, 4 horas de terror garantizadas.

Leave a Comment