Autor del artículo: Deloitte

Comunicar de forma efectiva, con un uso adecuado de la tecnología, y generar conexión de la organización con sus colaboradores, es una demanda actual altamente relevante. Las personas son lo primero durante el COVID-19.

Estamos en un momento de reflexión estratégica sobre cómo nos comunicamos, pero también sobre qué herramientas y recursos de comunicación dan soporte a nuestros objetivos y qué soluciones digitales van a mejorar la experiencia de nuestros grupos de interés para estar a la vanguardia en la respuesta a la crisis de nuestras organizaciones. 

El enfoque debe incluir la aplicación de los principios de la experiencia humana e impulsar un cambio sostenible y un enfoque de comunicaciones estratégicas de crisis para gestionar los mensajes internos y externos.

Durante este tiempo de incertidumbre, muchos trabajadores experimentan confusión y ansiedad debido a mensajes apresurados, conflictivos o inadecuados.

Las organizaciones tienen el papel fundamental de mantener lo “humano” en el centro, con el fin de ayudarnos a fortalecer nuestras conexiones personales y profesionales, creando experiencias significativas diseñadas para impulsar la comprensión, el compromiso y la confianza en la organización. La lealtad impulsa la continuidad del negocio y los resultados, aún más en tiempos de crisis, pero pasa porque nuestros grupos de interés capten esa autenticidad del mensaje asegurando contenidos coherentes y consistentes en el tiempo.

Deloitte elaboró una guía de acciones para poder sacar el máximo partido de la comunicación y las conexiones con los colectivos clave.

Responder

Estamos ante una situación tan incierta que es difícil prever qué va a suceder incluso dentro de los próximos días.
Por ello, las organizaciones deben comunicar y poner a disposición de los empleados proyecciones realistas y honestas de diferentes escenarios futuros con el fin de lograr anticipación y respuestas más contundentes y eficaces. Si tenemos en mente las posibles situaciones a las que nos tendremos que enfrentar, nos resultará mucho más fácil actuar en consecuencia cuando llegue el momento.

Recuperar

Desarrollar un plan holístico e integral para abordar las comunicaciones y la experiencia que aborde la «nueva normalidad» de la organización, alineándose con los cambios en el mercado, los negocios y los objetivos de la organización. Es el momento de ponerse del lado de las personas y de la sociedad, trabajando más que nunca el branding y la Responsabilidad Social Corporativa.

Reinventar

A partir de los aprendizajes y los éxitos de la estrategia a corto plazo, hay que implementar una estrategia prospectiva para comunicarse y comprometer a los profesionales. Mantener conexiones tanto a nivel de liderazgo como de toda la organización para desarrollar una experiencia personal que tenga los valores personales en el núcleo y tenga como objetivo generar un alto nivel de conexión entre los trabajadores y la organización.

Una situación desconocida como la que estamos atravesando pone a prueba nuestra creatividad y hace que adoptemos formas de trabajo y de comunicación que antes simplemente podían quedar relegadas a un segundo plano.

Leave a Comment