Costa Rica suspendió el primer partido final del futbol, entre Alajuelense y Saprissa, ante un aumento de casos de covid-19 que obligaron a endurecer las medidas de contención sanitaria, anunció el gobierno. «Se suspenden los campeonatos de futbol para este fin de semana», dijo en conferencia de prensa el ministro de Salud, Daniel Salas, sobre el torneo en Costa Rica, el primer latinoamericano en reanudar su campeonato.

La medida afecta al primer partido de la final entre Alajuelense y Saprissa, los dos equipos más populares del país, así como la final de la segunda división y el inicio del torneo de futbol femenino. Salas reveló que se registraron 119 casos nuevos de covid-19, el aumento diario más alto desde el inicio de la pandemia en marzo en Costa Rica, un país con 5 millones de habitantes.

Aunque la cifra está lejos de la que registran los restantes países centroamericanos, en Costa Rica encendió luces de alarma y provocó un endurecimiento de medidas restrictivas. El país se acostumbró entre abril y mayo a menos de 10 contagios nuevos por día, pero en junio subió a entre 50 y 70 casos diarios, muchos de ellos en la zona norte, fronteriza con Nicaragua, donde plantaciones agrícolas y empacadoras de alimentos han sido focos de contagio.

La suspensión del futbol hasta el momento era por el fin de semana, y las autoridades decidirán si se puede reanudar dependiendo de la respuesta a las medidas de contención.

Las nuevas fechas, anunciadas por Unafut, serán el próximo miércoles 24 de junio a las 8:30 pm en el Estadio Alejandro Morera Soto y la final de vuelta para el domingo 28 de junio a las 8:30 pm en el Estadio Ricardo Saprissa Aymá.

Leave a Comment