El arte de portada fue un trabajo creado por el artista George Hardie, que era miembro del grupo de diseño Hipgnosis con sede en Londres. Se basó en la fotografía de Sam Shere sobre el desastre del dirigible Hindenburg, ocurrido en 1937.

Hardie, quien recibió solo 60 libras por su labor, compuso la imagen a partir de la técnica de puntillismo -es decir, con pequeños puntos a lápiz-, siguiendo la fotografía de Shere. Tras entregar el producto a la banda, guardó el papel calco original sobre el que trabajó en un cajón. Lo halló hace pocos meses junto a una una nota, en que se lee un mensaje que resultaría profético.

“Estaba inmaculado, en una carpeta limpia en la que uno de mis socios había escrito hace años: ‘El fondo de pensiones de G’”, contó el diseñador de 76 años al Daily Mail, del Reino Unido.

Sobre la importancia de esa portada, Peter Klarnet, especialista en libros y manuscritos de Christie’s, señaló a Rolling Stone que esta fue “más fuerte, más audaz que lo que había llegado antes y definiría la forma del hard rock para generaciones”. De allí a que a imagen “ha perdurado de una manera que la mayoría de las portadas de otros álbumes no han tenido: ha cobrado vida propia“.

(La Tercera)

Leave a Comment