Autor del artículo: Por: Deloitte

Deloitte publicó su encuesta Mundial de Liderazgo Tecnológico 2020, «El líder cinétio: reinventar la empresa con audacia», que examina el amplio alcance y la evolución de los roles de liderazgo tecnológico. Los hallazgos revelan la creciente necesidad de líderes ágiles y cinéticos: instigadores del cambio expertos en impulsar la transformación habilitada por la tecnología para entregar resultados comerciales.

  • Destaca los rasgos más importantes del líder resiliente mientras el COVID-19 acelera radicalmente la adopción de la tecnología digital

Estos hallazgos son particularmente relevantes al considerar que las organizaciones se enfrentan hoy en día a un cambio transformacional notable a gran escala, como consecuencia de las condiciones económicas y sociales inciertas que vivimos. La encuesta de Mundial de Liderazgo Tecnológico 2020 se llevó a cabo a través de entrevistas a profundidad y encuestas en línea con 1.376 líderes tecnológicos y empresariales en 69 países y es una expansión de lo que anteriormente fue la encuesta Global de CIO, publicada por última vez en 2018.

Los beneficios de ser vanguardistas tecnológicos

El estudio identifica los atributos de las vanguardias tecnológicas líderes en el mercado: aunque constituyen solo el 11,6% de la población mundial, establecen un camino muy claro para que les sigan. Las organizaciones a la vanguardia en tecnología también son más propensas a tener líderes cinéticos encabezando sus funciones tecnológicas. Tales líderes juegan un papel crucial en configurar las estrategias de resiliencia, recuperación y crecimiento de la organización en el entorno empresarial actual y trabajan de manera efectiva para implementarlo a través de ejecutivos de alto nivel y miembros de las juntas directivas. Para las empresas que cotizan en bolsa, que se ajustan a la vanguardia tecnológica, el valor de las acciones se ha apreciado 7% más que en el promedio de la industria desde 2017.

Otras características clave de los vanguardistas tecnológicos que impulsan el futuro de los negocios incluyen:

  • Agilidad: el 42% abordan los negocios y la tecnología con agilidad, en comparación con el 14% de las organizaciones de referencia. Estos líderes están mejor preparados para responder adecuadamente a las cambiantes circunstancias empresariales mientras invierten en soluciones futuras.
  • Orientación al cliente: más vanguardistas tecnológicos ven a los clientes (60%) y a la innovación (66%) como sus principales prioridades en comparación con las organizaciones de referencia (53% y 44% respectivamente).
  • Mentalidad de crecimiento: más de la mitad de los vanguardistas tecnológicos (52%) centran sus esfuerzos de transformación en implementar nuevos modelos de negocio, en comparación con la mayoría de las organizaciones de referencia (52%), cuyos esfuerzos tienen más probabilidades de centrarse en renovar los modelos operativos existentes.
  • Liderados por la tecnología: los vanguardistas tecnológicos aprecian el valor de la tecnología a nivel de las juntas directivas y los ejecutivos de alto rango y esto se refleja en inversiones tecnológicas más altas.

Evolución del liderazgo tecnológico de lo operativo a lo cinético

Marcando un cambio significativo desde 2015, los líderes tecnológicos finalmente han pasado de roles operativos a ser socios empresariales centrados en dirigir estrategias. En el panorama actual, los líderes empresariales de las organizaciones de vanguardia tecnológica esperan que las contrapartes tecnológicas impulsen el cambio en toda la empresa como «líderes cinéticos», aquellos que tienen la capacidad de visualizar e implementar el crecimiento. Estos líderes cinéticos son responsables de estrategias fuera del dominio tecnológico tradicional. La mayoría (69%) de los CXO (Chief eXperience Officers) y miembros de juntas directivas encuestados, describieron a los líderes tecnológicos exitosos como personajes relacionados con «cambio», «visión» e «innovación» en los próximos tres años.

Rodolfo Fuentes, Socio de Consultoría de Deloitte para Latinoamérica comenta: “La función del CIO dentro de la empresa como un socio de negocios enfocado en los clientes y el crecimiento, un disruptor de lo establecido y un impulsor del cambio, son definiciones clave y elementales en cualquier organización actual”. En las palabras de Darwin Deano, Chief Technology Officer de SAP en Deloitte“las empresas del antaño fueron creadas para perdurar, las empresas de hoy tienen que ser construidas para evolucionar”.

Fuentes agrega: “El término empresa cinética lo utilizamos en Deloitte para marcar un antes y un después en las empresas, un cambio donde las empresas nuevas y modernas están en constante cambio; no existe un temor en reinventarse y la tecnología está en el centro de la organización como acelerador de este cambio. Las empresas cinéticas necesitan de líderes cinéticos en posiciones como el CIO y el CXO para potenciar y acelerar este cambio. La encuesta del 2020 es una clara confirmación de que las empresas están acelerando la velocidad del cambio, la pregunta es: ¿es ya su empresa una empresa cinética?”.

«La pandemia del COVID-19 puede haber pausado muchas operaciones comerciales en persona, pero ha provocado una adopción acelerada de tecnologías y capacidades digitales que ha ayudado a las compañías a mantenerse ágiles y resilientes», dijo Khalid Kark, Director de Investigación del Programa CIO de Estados Unidos, de Deloitte LLP. «Cuando comenzamos a encuestar a los líderes en el verano de 2019, no teníamos forma de saber que la agilidad y la resiliencia de la organización se pondrían a prueba de la manera en que ocurre hoy. El papel y la importancia del liderazgo en tecnología ha incrementado significativamente durante el contexto actual”.

«Los líderes cinéticos tienen la oportunidad de recuperarse de la pandemia actual, al mismo tiempo que identifican inversiones en crecimiento e iniciativas transformacionales que ayudarán a sus organizaciones a prosperar a largo plazo», dijo Bill Briggs, Director de Deloitte Consulting LLP y director de Tecnología Global de Deloitte. «En un futuro próximo, la capacidad de colaborar y co-crear soluciones en ecosistemas más grandes ayudará a las empresas a innovar y equilibrar al mismo tiempo la necesidad de reasignar los presupuestos y las prioridades en tecnología».

Los encuestados en 2020 y 2018 coinciden en que las habilidades blandas seguirán desempeñando un papel cada vez más importante en los próximos tres años. En el informe de este año, los encuestados reconocen la creatividad (69%), la inteligencia emocional (55%) y la flexibilidad cognitiva (54%) como características principales para el futuro. Crear constantemente oportunidades para la capacitación en el trabajo es primordial cuando la vida media de una habilidad es de aproximadamente seis años. En el mercado hipercompetitivo de hoy, las empresas necesitan un líder cinético que pueda aplicar estas habilidades y traducir las oportunidades potenciales en resultados empresariales estratégicos.

Leave a Comment