La pandemia de coronavirus, que este domingo superó los 10 millones de contagios en el mundo, sigue expandiéndose de forma acelerada, sobre todo en América Latina y Estados Unidos, que concentra un cuarto del total de los casos.

Desde que surgió en diciembre en China, el nuevo coronavirus se ha cobrado 502,455 vidas y el número oficial de contagiados acumulados asciende al menos a 10.102.885, según un recuento del contador mundial Roylab Stats.

El ritmo de propagación de la pandemia sigue siendo vertiginoso, con un millón de nuevos casos reportados en solo seis días.

Estados Unidos, el país más castigado del mundo por la enfermedad, suma 128,425 muertos y más de 2.6 millones de casos.

Los contagios se incrementan en 30 de sus 50 estados, particularmente en los más grandes y poblados del sur y del oeste, como California, Texas y Florida.

En las últimas 24 horas, en Florida se contabilizaron unos 9,500 nuevos contagios y 24 muertes.

Florida se enfrenta a una «explosión real» de la enfermedad entre los jóvenes que, gracias al desconfinamiento desde principios de junio, han regresado a las playas y la vida nocturna, reconoció esta semana el gobernador Ron DeSantis.

En California, Disney anunció el aplazamiento de nuevo del estreno de la película «Mulan», que previsto para el 24 de julio, al 21 de agosto.

Acuerdo para producir la vacuna

Brasil, el segundo país más enlutado por el virus, volvió el sábado a anunciar el mayor número diario de fallecidos en el mundo, y ya suma más 57,149 decesos y más de 1.3 millones de casos.

El gigante sudamericano informó de un acuerdo para producir hasta 100 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus que desarrolla la universidad británica de Oxford.

El país está ayudando a probar este avance que figura entre los más prometedores.

Perú, segundo país en América Latina en casos detrás de Brasil y tercero en total de decesos, tras México, superó el sábado los 9,135 fallecidos.

El martes, el país pondrá fin a una cuarentena nacional de más de 100 días, pero mantendrá el cierre de fronteras y un confinamiento obligatorio en las siete regiones más afectadas por la pandemia.

La cuarentena terminará en la capital, Lima, urbe de 10 millones de habitantes donde el coronavirus está «descendiendo», de acuerdo con el gobierno, a pesar de acumular el 70% de los casos del país.

En México, habitantes de una comunidad de Chiapas, en el sureste, destrozaron un hospital comunitario e incendiaron dos autos de la policía y otros vehículos, además de atacar las residencias de autoridades locales, por rumores falsos sobre la expansión del coronavirus.

Bolivia también marcó el sábado una cifra diaria sin precedentes, con más de 1,250 contagios.

América Latina y Caribe es la región del mundo donde la enfermedad avanza más rápidamente, con más de 400,000 casos adicionales en los últimos siete días, según el recuento del contador.

Leave a Comment