El oficial de Seguridad Alimentaria y Nutricional para América Latina y el Caribe de la FAO, Ricardo Rapallo, advirtió que la pandemia de la COVID-19 sumará 20 millones de personas con hambre o mal alimentadas en la región.

En diálogo con RCN Radio, el experto aseguró que esta situación “ya es una realidad, no es un pronóstico… esto es un contraste con la situación económica que está viendo la región, tras millones de familias que están en los hogares tratando de evitar la propagación del virus”.

Agregó que “pero por otra parte, afecta  su capacidad de ingreso limitando también los ahorros. La gente se está quedando sin cómo alimentarse“.

El experto precisó que esta situación se convierte en “un circulo vicioso”, tras argumentar que si las personas pasan hambre y no se alimentan bien, su capacidad inmunológica se deteriora y por ende no hay una buena respuesta física para poder afrontar cualquier enfermedad. 

Rapallo explicó que al tiempo de la inseguridad alimentaria, también está ocurriendo que las personas no cuentan suficientes ingresos para alimentarse bien y agregó que ello se traduce en graves casos de sobrepeso u obesidad. 

Leave a Comment