Los contagios de coronavirus alcanzaron los 13 millones en el mundo, mientras la pandemia obliga a Estados Unidos a retroceder en su reapertura y avanza en América Latina y el Caribe, convertida en la segunda región en número de muertes.

A nivel global, el covid-19 ha causado además casi 570.000 muertes, según un conteo de AFP realizado con fuentes oficiales, y el fin de la crisis sanitaria no se vislumbra cercana. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este lunes que el planeta no volverá a la normalidad en el futuro próximo.

Estados Unidos sigue siendo el país más afectado, con 135.582 fallecidos y 3,36 millones de contagios.

El avance imparable en la primera economía condujo este lunes al cierre de salones de restaurantes, bares y cines en toda California, además de iglesias, gimnasios, centros comerciales y salones de belleza en los 30 condados más golpeados del estado, incluido Los Ángeles.

El retroceso se da en medio de un intenso debate sobre las medidas de restricción, incluida la reapertura de escuelas, entre autoridades políticas de distintas jurisdicciones. Las discusiones y la presión de la administración de Donald Trump por reanudar las actividades han impedido una respuesta coherente ante el avance del virus, que batió récords de contagios diarios en varios estados en los últimos días.

Autoridades de Houston, la mayor ciudad de Texas, pidieron por ejemplo un nuevo confinamiento después de que se detectaran 1.600 nuevos casos en 24 horas. Pero el gobernador republicano del estado no cedió.

Leave a Comment