“Ha sido una demencia”, reconoce José Palazzo, organizador del Cosquín Rock, sobre el mayor desafío que ha enfrentado al mando del popular festival argentino: reunir a 60 grupos y solistas de 13 países distintos, durante dos días y en cuatro escenarios en simultáneo, en medio de la pandemia y el encierro planetario.

“Es lo más parecido a un festival que se ha hecho en estos meses”, asegura el productor sobre lo que se verá el 8 y 9 de agosto en la web oficial del evento, cosquinrock.net, donde ya están a la venta las entradas. Adecuándose a las medidas sanitarias de cada territorio, la primera edición por streaming del tradicional certamen -que debutó en 2001 y en los últimos años se expandió a países como Chile- permitirá a los asistentes ver desde sus casas los shows de artistas como Vicentico, Damas Gratis y Molotov. Todos tocando en vivo y con banda completa desde escenarios emblemáticos del continente, como el Luna Park y La Trastienda de Buenos Aires.

Una logística que bordea el rompecabezas a la que se sumarán dos representantes chilenos: Camila Gallardo (Cami), quien ya había sido anunciada previamente, y Los Tres, también invitados al evento. La solista y el grupo de Álvaro Henríquez tocarán en vivo para el festival desde un estudio de TVN acondicionado especialmente para la ocasión.

«La buenísima noticia es que estarán Los Tres, una leyenda que se suma a esta transmisión, así que estamos como locos, no lo podemos creer», dice Palazzo con su acento cordobés y en medio de las frenéticas gestiones para sacar adelante el espectáculo, plagado de estrellas del rock argentino como El Mató a un Policía Motorizado, Las Pelotas, Ciro y Los Persas y 2 Minutos. «Se han sumado amigos de Chile, de Colombia, de Ecuador. Los Molotov tocarán desde un teatro de México y una banda de Cuba también estará tocando gracias al contacto con el Ministerio de Cultura de allá», cuenta el productor.

«El único artista al que nosotros le pedimos que no vaya a grabar al Luna Park es León Gieco, que tiene setenta y tantos años, y como él quería participar a toda costa vamos a montar algo especial para que él pueda tocar desde su casa. Pero todos los artistas tocarán en clubes, salas y estadios con todos los protocolos y sus grupos y staff completos», añade el organizador.

Sobre los detalles del streaming, Palazzo destaca que “el público podrá ir eligiendo entre cuatro escenarios con programación en simultáneo durante seis horas. Podrá elegir una cámara, interactuar con algunos artistas, comprar la visión 360 grados o también merchandising y comida”.

“Esto, hoy, es el presente de los festivales. Y lo digo con humildad: hemos logrado unir voluntades para ser la punta de lanza de la nueva generación de festivales de esta nueva era, la era del streaming”, dice Palazzo sobre una de las mayores aventuras musicales de la era Covid-19.- (Culto)

Leave a Comment