Dentro de su historial como futbolista, Nicolas Anelka sumó 208 goles y su paso por equipos como PSG y Arsenal; pero también desencuentros con entrenadores, compañeros e hinchas, como cuando fue expulsado de la selección francesa en plena Copa Mundial de 2010.

Una serie de luces y sombras que son parte del retrato íntimo que el documental Anelka: incomprendido realiza del jugador nacido en Le Chesnay, Francia, hace 41 años, y que tras su paso por el club indio Mumbai City dejó atrás su faceta como jugador en 2016.

Un relato complejo sobre su vida y su carrera, como también del mundo del fútbol, que en sus primeros minutos lo muestra corriendo por la arena del desierto cerca de Dubai, aconsejando que: “No hagan nunca lo que yo hice, solo se crearán enemigos”.

Anelka: incomprendido

Luego nos encontramos con su infancia en el barrio suburbano de Trappes, en el distrito de Versalles, donde creció este hijo de martiniqueños sin mayores lujos, pero tampoco problemas económicos, soñando desde los ocho años con ser futbolista.

Su vecino y compañero de juegos, el ahora famoso actor francés Omar Sy, lo recuerda siempre tras una pelota y con su resuelta y a veces fría personalidad. La misma que a través de los años le traería varios problemas en el aspecto personal y laboral.

Un camino por el mundo del balompié que comenzó muy tempranamente. Cuando a los 13 años, en 1992, pasó a formar parte del Instituto Nacional del Fútbol de Clairefontaine, el semillero francés de este deporte donde coincidió con un también joven Thierry Henry.

Entre la controversia y la familia

Luego el documental muestra uno de los primeros momentos de su carrera donde, como más tarde se haría habitual, se combinó el fútbol con la controversia. Este se generó a mediados de los 90, cuando con solo 17 años de edad decidió dejar el PSG por el Arsenal.

Pero siendo parte de la nueva generación de futbolistas franceses él debía jugar en su país hasta los 22 años. Anelka no siguió las reglas y llegó en 1997 a la Premier League bajo la guía de Arsène Wenger, el legendario entrenador del Arsenal entre 1996 y 2018.

A este pasaje luego se sumarían, como lo muestra la cinta, su polémico paso por el Real Madrid, equipo al que llegó en 1999 por la cifra récord de 220 millones de francos, casi US$ 40 millones. Sin embargo, aquí nunca se sintió bienvenido por sus compañeros o la prensa.

Más tarde llegarían las disputas con entrenadores de la selección francesa -una de las cuales en 2010 provocó su salida de la Copa de Brasil-, su constante cambio de equipos -estuvo en seis clubes en solo ocho años- y hasta acusaciones de antisemitismo.

Sin embargo, el documental ofrece también una extensa mirada a su faceta personal, donde su familia es lo más importante. El mismo cuenta que dejó el fútbol profesional para poder estar más tiempo con su esposa y tres hijos, con quienes actualmente vive en Dubai.

Así, con el delantero como su principal entrevistado, junto a declaraciones de periodistas y figuras como Wenger y Henry, Anelka: incomprendido se convierte en una atrapante y ágil mirada a la vida de uno de los jugadores franceses más controvertidos de todos los tiempos. -LTFinde-

Leave a Comment