China aún no logra superar el coronavirus y de repente apareció la peste bubónica que ya se creía extinta. Y ahora para más colmo del gigante asiático, la prensa australiana informó de la reaparición de un viejo y mortal virus que también se creía erradicado: el Bunyavirus.

Según las autoridades locales, la enfermedad  ya ha causado siete muertes y más de 60 personas infectadas.

Pero, ¿qué es el Bunyavirus? La NBCI (The National Center for Biotechnology Information) lo define como “partículas esféricas envueltas de 90 a 100 nm de diámetro. Contienen tres segmentos de ARN monocatenario antisentido (y a veces ambisentido) combinado con nucleoproteína. Dos glicoproteínas externas forman proyecciones superficiales. En el virión está presente una transcriptasa codificada por virus”.

La distribución de cada enfermedad está determinada por las distribuciones del vector y del huésped vertebrado. A excepción de los hantavirus, la transmisión biológica es por garrapatas, mosquitos, mosquitos o mosquitos vectores. Los artrópodos están infectados de por vida. 

Las manifestaciones clínicas que indica la NBCI serían: “los bunyavirus causan fiebre a veces con sarpullido. Además, el virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo puede causar hemorragia; El virus de la fiebre del Valle del Rift puede causar hepatitis hemorrágica, encefalitis o ceguera; El virus de La Crosse y los virus relacionados pueden causar encefalitis; y el virus Hantaan y los virus relacionados pueden causar hemorragia e insuficiencia renal o el síndrome pulmonar por hantavirus”.

Los Centros para el Control de Enfermedades de Taiwán dicen que el nuevo bunyavirus tiene una tasa de mortalidad de alrededor del 10 por ciento.

El sitio de noticias Australian News dijo  que Sheng Jifang, un experto en el nuevo bunyavirus, dijo que un paciente que tenía el virus que murió hace tres años más tarde infectó a 16 personas que tuvieron contacto con el cuerpo del paciente. Uno de los 16 ya falleció.

Leave a Comment