La carrera por encontrar una vacuna contra el coronavirus continúa. pero en paralelo las investigaciones para encontrar un medicamento como tratamiento eficaz para la enfermedad también prosiguen. Los expertos ya han avisado que es más probable que antes llegue un fármaco para combatir al virus que un antídoto en forma de vacuna.El último medicamento que va a ser probado para comprobar su eficacia contra la COVID-19 es el ifenprodil, un fármaco que se utiliza para los vértigos y los mareos y ahora se estudiará si puede reducir los daños pulmonares que ocasiona el coronavirus e incluso si puede revertir la enfermedad. El Hospital General de Westchester de Miami probará esta solución en humanos y según afirma Christopher Moreau, director ejecutivo de la compañía farmacéutica Algernon Pharmaceuticals, el ifenprodil puede “reducir la estadía hospitalaria, la mortalidad y el daño pulmonar”.

Diversidad étnica de Miami

Miami será la primera de cinco ciudades de Estados Unidos que probará el medicamento después de que lo haya aprobado la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Según Moreau, el hecho de que la ciudad del estado de Florida sea la elegida para comenzar los ensayos es muy importante gracias a que Miami es una ciudad muy diversa y multicultural. “La diversidad étnica es muy útil en los ensayos en humanos, especialmente en un estudio de fase 3, que es la fase de aprobación previa a la comercialización”, afirmó Moreau.

Los datos recopilados, añadió, “serán útiles para poder confirmar que el tratamiento tiene un efecto de amplia difusión en la población”. “Tenemos la esperanza de que veremos una reducción significativa en la tasa de mortalidad, el tiempo de ingreso en el hospital y una reducción del daño pulmonar causado por la infección. Y tenemos la esperanza de que el medicamento reduzca los efectos graves de la tos, que es otro factor en los pacientes con COVID-19”, agregó Moreau.

El ifenprodil, eficaz contra la gripe aviar

Los investigadores tienen esperanza de que el ifenprodil resulte eficaz para tratar la COVID-19 porque este medicamento ya ha dado resultados muy prometedores contra la gripe aviar H5N1, la gripe más letal del mundo”, en un estudio realizado con ratones infectados. La gripe aviar H5N1 tiene una tasa de mortalidad de más del 55%, mientras que la del COVID-19 se sitúa entre el 1 y el 3%.

El estudio con los roedores redujo la mortalidad en un 40% y también rebajó la lesión pulmonar aguda y la inflamación en el tejido pulmonar. Por eso, piensan los científicos que si el ifenprodil está funcionando bien con la gripe aviar más letal del mundo, podría arrojar un resultado similar con la COVID-19. La investigación que se va a desarrollar en Estados Unidos marcará si este fármaco puede ser útil para tratar la COVID-19. Sería un paso más para combatir una enfermedad que tiene en jaque a todo el mundo. -As.com-

Leave a Comment