Avaaz, una ONG estadounidense que promueve el activismo ciudadano, asegura que el algoritmo de la red social Facebook permite la desinformación sanitaria sobre el covid-19 en su plataforma, según lo recoge un estudio publicado este miércoles en su página web.

“Facebook no mantiene a las personas seguras e informadas durante la pandemia”, denuncia el texto, que indica que esta situación supone “una gran amenaza para la salud pública”.

El texto señala que redes de difusión de información errónea sobre la salud mundial que abarcan al menos cinco países han generado alrededor de 3.800 millones de visitas en Facebook a lo largo del último año.

Datos preocupantes

Asimismo, Avaaz detalla que los sitos web de difusión con información incorrecta sobre salud “en el corazón de las redes” alcanzaron un máximo de cerca de 460 millones de visitas en Facebook solo en abril de este año, precisamente en un momento en que la pandemia se estaba intensificando en todo el mundo.

En este sentido, el organismo explica que el contenido de los diez sitios web principales que difunden información errónea sobre salud tuvieron casi cuatro veces más visitas estimadas en Facebook que el contenido equivalente de las diez páginas de instituciones oficiales sobre esta cuestión, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés)

“Solo el 16 % de toda la información errónea sobre salud analizada tenía una etiqueta de advertencia de Facebook”, reza el estudio. No obstante, añade que, a pesar de que se verificó el contenido sospechoso, solo el 84 % de los artículos y publicaciones incluidos en el informe permanecen en línea sin advertencias.

¿Existe solución?

Avaaz identificó 42 páginas de Facebook —por ejemplo RealFarmacy o GreenMedInfo— como “impulsores clave de la participación de esos sitios web” que difunden información errónea sobre salud, y que tienen más de 28 millones de seguidores, generando unos 800 millones de visitas.

La ONG ofrece una solución en dos pasos para “poner en cuarentena esta infodemia”, argumentando que, de llevarse a cabo, se podría reducir la creencia en la desinformación en casi un 50 %, disminuyendo su alcance hasta en un 80 %.

Por un lado, aconsejan corregir el registro proporcionado a todos los usuarios que han estado expuestos a dicha información falsa con correcciones verificadas de manera independiente. Por otro lado, recomiendan “desintoxicar el algoritmo degradando las publicaciones de desinformación y los actores de desinformación sistemática en las fuentes de noticias de los usuarios”. -RT-

Leave a Comment