La empresa estadounidense desarrolladora de videojuegos Epic Games, propietaria de Fortnite, habilitó la semana pasada una función de pago directo en la aplicación para que sus usuarios no tengan que tramitar el reembolso de sus pedidos en los sistemas de pago de App Store (Apple) y  Play Store (Google). La acción conllevó la eliminación del videojuego en estas plataformas por parte de Apple y Google, y generó un conflicto legal entre las tres empresas.

¿Qué sucedió?

La disputa entre las compañías empezó el jueves pasado, cuando Epic Games creó una función de pago directo para que los jugadores pudieran beneficiarse de un «megadescuento» permanente de hasta el 20 % en la compra, con dinero real, de complementos cosméticos para el juego o en la adquisición de V-Bucks, la moneda virtual que se utiliza en dicho videojuego.

De esta manera, la compañía quería evitar pagar la comisión del 30 % que cobran Apple y Google en las transacciones realizadas dentro de sus plataformas. Los desarrolladores, según las condiciones de Apple y Google, no pueden ofrecer abiertamente a los usuarios ningún método de pago alternativo.

En respuesta, Apple y Google eliminaron Fortnite de sus tiendas de aplicaciones por violación «expresa» de las pautas de pago de App Store y Play Store.

Por su parte, Epic Games respondió emprendiendo acciones legales contra Apple y Google, presentando una demanda antimonopolio en un tribunal de California (EE.UU.), con las que pretende «poner fin a las restricciones anticompetitivas» de esas compañías en los mercados de dispositivos móviles.

Asimismo, el desarrollador de videojuegos también ha lanzado en las redes sociales una campaña contra el fabricante de iPhone. «Epic Games ha desafiado al monopolio de la App Store. En represalia, Apple está bloqueando Fortnite en 1.000 millones de dispositivos», denuncia la empresa en dicha campaña bajo el ‘hashtag’ #FreeFortnite (Liberen Fortnite, en español).

El 17 de agosto Apple informó a los creadores de Fortnite que bloqueará su cuenta del desarrollador en el ecosistema de Apple el 28 de agosto. Para evitar esto, Epic Games debe dejar de violar la política de desarrolladores de aplicaciones, es decir, eliminar el método de pago alternativo en la aplicación Fortnite para iOS.

¿Cómo podría esto dañar a Epic Games y a otros fabricantes?

De momento, debido a la eliminación de la aplicación Fortnite de la App Store, los nuevos usuarios y aquellos que lo eliminaron del dispositivo no pueden instalarlo nuevamente.

Por su parte, las consecuencias de bloquear una cuenta de desarrollador en el ecosistema de Apple podrían ser significativamente más graves, según el medio Meduza. Esto significa que Epic Games no podrá usar todo lo relacionado con el desarrollo de aplicaciones para iOS y no podrá crear nuevas aplicaciones para iPhone y iPad. Además, Epic Games podría perder la función de notarización de sus aplicaciones para el sistema operativo macOS. Sin eso, sus programas no funcionarán en los ordenadores de Apple.

Sin embargo, el mayor golpe podría ser que, debido a la pérdida de su estatus de desarrollador en el ecosistema de Apple, Epic Games podría perder la capacidad de desarrollar y ofrecer a terceros su motor de juegos Unreal Engine para iOS y macOS. Este hecho podría ser un gran problema no solo para Epic Games, sino también para muchas otras compañías que usan el motor en sus juegos. Cientos de videojuegos en diferentes plataformas utilizan este motor de juego, incluidos varios títulos para iOS, como ‘Lineage 2: Revolution de NCSoft’.

¿Es monopolista Apple?

El escándalo de Apple con Epic Games se produce en medio de otro conflicto de la empresa de la manzanita en la industria de los videojuegos. La compañía se negó a permitir que los servicios de transmisión de los juegos Project xCloud de Microsoft, Google Stadia y Facebook Games se instalen en iOS, ya que usan el servicio de retransmisión de juegos, lo que hace que Apple no pueda verificar la seguridad de todo lo que ofrece a los usuarios.

El argumento obvio en defensa de Apple es que la compañía creó su propia plataforma y, por lo tanto, tiene derecho a establecer ciertas reglas para su uso y tomar un porcentaje de las ventas en esta plataforma.

Los partidarios de Apple también señalan que Epic Games violó deliberadamente las reglas para los desarrolladores de aplicaciones en iOS. Ahora solo tiene que desactivar la aceptación de pagos alternativos en Fortnite para completar el conflicto y devolver la aplicación a la App Store.

No obstante, muchos desarrolladores comparten la posición de Epic Games. Ven a Apple como un monopolio y afirman que las condiciones para los desarrolladores son contrarias a la ley. La comisión del 30 % de todas las compras en la aplicación también les parece demasiado alta. Algunas empresas acusan a Apple de preferencias con un solo desarrollador, generalmente entre las grandes empresas, y de tomar medidas duras hacia los jugadores más pequeños en el mercado.

Al mismo tiempo, en una entrevista en 2018 el director ejecutivo de Epic Games, Tim Sweeney, dijo que la comisión obligatoria por juegos del 30 % en las consolas PlayStation, Microsoft y Nintendo está perfectamente justificada.

En su opinión, los fabricantes de consolas invierten una gran cantidad de dinero en su desarrollo y, a menudo, venden sus equipos a bajo costo. Por lo tanto, destacó Sweeney, merecen tales comisiones, y plataformas como App Store y Google Play, en cambio, no lo merecen. -RT-

Leave a Comment