● Donaciones estratégicas en el marco de la emergencia de Covid-19, son parte de la estrategia de apoyo social que asciende a más de 1 millón de dólares para la región.

● PepsiCo mantiene activas sus operaciones y cadena de suministro con un firme compromiso con la economía local.

Han pasado varios meses desde que la Pandemia Covid-19 afectó la región de Centroamérica y el Caribe, modificando la forma en la que empresas, gobiernos y sociedad civil se comportaban. Ante esta situación, la compañía ha apostado por el crecimiento sostenible en los países de la región, con una importante inversión en donaciones estratégicas que ayuden a una pronta recuperación.

Luciana Di Paolo, Directora Sr. de Franquicia de PepsiCo Bebidas para LAB Norte y Caribe compartió “Gracias a nuestra estrategia Ganando con Propósito, enfocamos nuestros esfuerzos en la sostenibilidad de las comunidades vulnerables de los países donde operamos. Entendemos el papel que jugamos para las economías locales, manteniendo activas nuestras operaciones y la cadena de suministro en donde la clave es un crecimiento sostenido. Un ejemplo de esto es la iniciativa Un Pulpero más Seguro, impulsada por Pepsi y nuestro socio cbc, una inversión enfocada en que las pulperías de barrio puedan operar con medidas de seguridad, beneficiando a los tenderos, sus familias y los consumidores”.

Adicionalmente, los aportes de PepsiCo en Centroamérica y Caribe estuvieron enfocados en garantizar el acceso a alimentos:

· A través de Fundación PepsiCo, con la donación de medio millón de dólares se pudieron sumar raciones de alimento en alianza con organizaciones no gubernamentales de la región. En El Salvador y Honduras, junto a Rise Against Hunger, se han entregado 550,000 raciones, impactando a 91,000 niños y niñas que forman parte de las poblaciones afectadas, para brindar la nutrición que se necesita con urgencia ante los desafíos planteados por la pandemia, debido al cierre de escuelas y las dificultades logísticas creadas por las medidas de distanciamiento social. En Guatemala, Panamá, Costa Rica y República Dominicana, Fundación PepsiCo está trabajando a través de The Global FoodBanking Network (GFN).

· PepsiCo ha realizado a la fecha más de 42 donaciones en especie, con productos del portafolio como Quaker, Gamesa, Frito Lay y Gatorade a distintas organizaciones locales en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Jamaica, República Dominicana y Puerto Rico. La compañía ha logrado entregar más de 2,000,000 de unidades de sus productos que ascienden a más de medio millón de dólares, que han servido para la atención de familias vulnerables y refacciones para el personal de la primera línea que está atendiendo la crisis.

“Como compañía reafirmamos nuestro compromiso con el desarrollo social y económico de nuestras comunidades de Caribe y Centroamérica a través de un sistema alimentario sostenible. Como parte de nuestra responsabilidad social, seguimos operando con protocolos y comunicaciones que promueven las medidas de prevención todo el tiempo entre más de 6,500 empleados directos que forman parte de nuestra compañía. Adicional, nuestro compromiso se extiende con toda la cadena de valor que permite que nuestros productos lleguen al punto de venta, iniciando con nuestros agricultores locales, con quienes mantenemos relaciones comerciales estables y damos acompañamiento para seguir implementando una agricultura sustentable”, agregó Clara Contreras, Gerente General de PepsiCo Alimentos para Centroamérica Norte.

La empresa comprende que además de seguridad laboral y física los colaboradores requieren una atención integral, por ello agregó a su estrategia aspectos valiosos para mantener la motivación, brindando soporte en salud mental y respaldo en temas sensibles como dudas sobre Covid-19, finanzas personales, entre otros. Intensificó la comunicación interna de protocolos de seguridad y salud y habilitó comités dirigidos a la motivación y momentos de convivencia, con actividades que involucran a las familias de los colaboradores.

El compromiso de PepsiCo va más allá, incluyendo a todos los actores con los que se forma su cadena de valor, desde los agricultores quienes brindan la materia prima para la producción local de 2 plantas de alimentos ubicadas en Guatemala y República Dominicana, incluyendo a los socios a quienes se distribuyen sus marcas en la región y finalizando con sus clientes, desde grandes cadenas hasta negocios familiares, que entregan sus productos en el momento oportuno a los consumidores.

“En momentos de crisis, es importante que las empresas no olviden su propósito. Para mantener la continuidad del negocio, para seguir siendo rentables, para seguir con la pasión y el optimismo, es importante humanizar a las marcas y comprender que solo juntos podremos salir adelante”, concluyó Clara Contreras.

Leave a Comment