Desde niño que el español David Galán Galindo devoraba comics e historias de superhéroes. Toda esa pasión la reflejó en una novela, que se publicó en 2016 y que tiene el título Orígenes secretos.

Ese relato ahora lo lleva a la pantalla en la película del mismo nombre, qué el coescribió y dirigió y que es también su debut como director.

Acostumbrados a recibir desde España comedias, thrillers, dramas y filmes de terror, es toda una rareza esta producción ibérica sobre súperhéroes y súpervillanos, recién estrenada en Netflix.

Su historia se ambienta en Madrid, donde está ocurriendo una serie de crímenes sangrientos y bizarros a la vez.

Originalmente la investigación está en manos de Cosme (Antonio Resines), un experimentado detective, pero tras la jubilación de este, Norma (Verónica Echegui) su jefa decide entregarle el caso a David (Javier Rey), un investigador más joven.

Antes de eso, Cosme decide ayudar a su relevo tras descubrir las pistas que va dejando el asesino: recortes de historietas y otras referencias de comics.

Orígenes secretos | Netflix

Para atraparlo, el veterano detective decide ofrecerle la ayuda de un experto, su hijo Jorge, interepretado por Brays Efe un conocido en Netflix por su rol de la entrañable Paquita Salas.

Jorge es el dueño de Planeta K, una tienda de comics, y un fanático de los tebeos y los superhéroes, un nerd de tomo y lomo o un friki, como los llaman los españoles.

Así nace un superhéroe

De inmediato, Jorge logra descifra las pistas: lo que está haciendo el criminal es recrear en sus asesinatos la génesis de diferentes superhéroes, lo que en el mundillo se conoce como orígenes secretos.

Así, el asesino logró reconstruir los momentos en que Hulk, Iron Man y Antorcha Humana, entre otros, pasaron de ser siemples mortales a convertirse en seres con superpoderes.

Pero la investigación no será sencilla, porque Valentín, un hombre serio y más bien parco, no cree para nada en los superhéroes, así que tendrá que lidiar con la fascinación por estos personajes de Jorge y también de Norma, otra friki, amante del manga y del cosplay.

Además, estas muertes estarían relacionadas con la de los padres de Valentín, a quienes asesinaron cuando él era un niño un día que venían saliendo juntos del cine.

Con esa trama, Orígenes secretos va pasando por diferentes géneros, del thriller policial al cine de supehéroes, que se desarrollan en un Madrid principalmente nocturno, que a ratos se parece a Ciudad Gótica.

También tiene algo de comedia, la que aportan los personajes de Verónica Echegui y, sobre todo, Brays Efe, quien ya demostró en Paquita Salas su habilidad para hacer reír fácilmente.

Y los fans más acérrimos de los comics van a ir descrubiendo en cada escena referencias y guiños constantes en este filme que logra conseguir su objetivo final, que es el de entretener, incluso, a quienes no suelen seguir las historias de superhéroes.

Leave a Comment