Mejor tener a mano los pañuelos desechables, que de seguro La esperanza, esa cosa con plumas, te va a sacar varias lágrimas.

Eso, porque esta nueva película original de Netflix, que se basa en una novela de Matthew Quick, Sorta like a rock star, es de esos dramas que, como se dice popularmente, pican la cebolla finita.

A su joven protagonista Amber Appleton (Auliʻi Cravalho, conocida por poner la voz a Moana en la exitosa cinta animada de Disney) le sucede una tragedia tras otra.

Tras la muerte de su padre, la adolescente se fue a vivir con su madre, Becky (Justina Machado), a la casa de su nueva pareja, Oliver, un adicto al alcohol. Pero tras varios episodios violentos, ambas deciden irse de ahí.

Sin embargo, no tienen donde ir y por eso, al comienzo de la película las vemos pasando las noches en un autobús escolar, los clásicos amarillos, y del que Becky es conductora.

La esperanza, esa cosa con plumas | Netflix

Para poder tener un lugar donde vivir, Amber combina sus estudios en la secundaria con diferentes trabajos, como las clases de inglés que imparte a una señoras coreanas y el cuidado de una anciana en una residencia para adultos mayores.

Sin embargo, todo se complica cuando los jefes de la madre de Amber descubren que ambas viven en el autobus y deciden echarla de su trabajo.

Por si fuera poco, después Becky sufre un accidente y luego a Big Bobby Boy, el pequeño e inseparable perro de la adolescente, le detectan un tumor.

Un drama para ver en familia

Entre tanto drama, ¿hay algo bueno que le pase la joven? Sí, recibe una buena noticia desde Pittsburgh, donde el instituto de arte local decide aceptar su solicitud para audicionary así poder estudiar canto. Sería el primer paso para lograr su gran sueño: ser cantante.

Pero Amber decide no ir, porque prefiere enfocarse en trabajar aun más y conseguir el dinero para la operación de Bobby.

La esperanza, esa cosa con plumas | Netflix

Aunque como dejar ver el título de la película, siempre hay un luz. Y la adolescente lo tiene presente al recordar la frase de una poema de Emily Dickinson que siempre solía leerle y que parte así: la esperanza, esa cosa con plumas…

Y es que pese a todas las tragedias, Amber está rodeada de buenos amigos, entre ellos sus compañeros de la secundaria Ty (Renzhi Felix), Ricky (Anthony Jacques), Chad (Gerald Waters) y Jordan (Taylor Richardson).

Un buen elenco juvenil al que también acompañan algunos actores experimentados, como la ganadora de cinco Globos de Oro Carol Burnett y el actor y comediante Fred Arminsen (Portlandia).

Así, con un relato triste, pero con final feliz, La esperanza, esa cosa con plumas, se convierte en uno de esos dramas para ver en familia, porque deja varias enseñazas a niños y adolescentes y saca una que otra lágrima a los adultos. -LtFinde-

Leave a Comment