La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras declaró este miércoles la alerta amarilla, de vigilancia, para el departamento de Islas de la Bahía, en el Caribe del país, y mantiene la verde, de prevención, para seis por la evolución de la tormenta tropical Nana que se localiza en el Caribe.

La alerta amarilla rige por 24 horas en Islas de la Bahía por Nana, que se localiza en el mar Caribe cerca de los 17 grados de latitud norte y 81,8 grados de longitud oeste a unos 290 kilómetros al noreste de Puerto Lempira, en el departamento de Gracias a Dios, fronterizo con Nicaragua, según el Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceánicos y Sísmicos (Cenaos).

El fenómeno se desplaza hacia el oeste con una rapidez de 30 kilómetros por hora y, según un avión cazahuracanes, se desplaza hacia Belice, pasando a unos 250 kilómetros al norte de la costa caribe hondureña, indicó el organismo de protección civil de Honduras.

Según predicciones, la tormenta Nana amenaza con convertirse en un huracán hoy antes de llegar a las costas de Belice, entre 80 y 90 kilómetros al norte de la isla hondureña de Roatán, añadió.

Las autoridades de protección civil mantienen desde el martes la alerta verde en Gracias a Dios (este), Colón, Atlántida y Cortés e Islas de las Bahía, Yoro (norte) y Olancho (oriente).

Las alertas obedecen a los efectos indirectos que ocasionaría en el país la tormenta Nana, que dejaría lluvias de moderadas a fuertes que podrían generar «inundaciones repentinas», especialmente en la zona norte, de acuerdo a un análisis de Cenaos.

La Comisión de Contingencias prevé que el fenómeno alcance vientos de más de 90 kilómetros por hora, principalmente en Islas de la Bahía.

La tormenta Nana producirá oleaje de más de 2 metros en el mar Caribe, por lo que las autoridades de protección civil piden precaución a la población.

La tormenta se mueve a 18 millas por hora (30 km/h), pero reducirá su velocidad a lo largo del día, al contrario que los vientos, que se fortalecerán hasta alcanzar fuerza de huracán.

La trayectoria prevista por el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos es que se acerquen a la costa norte de Honduras y luego a la de Belice, donde impactará.

Las autoridades instaron a la Dirección de Marina Mercante restringir la salida de embarcaciones debido al oleaje alterado en el mar Caribe, y recomendó a la población evitar el cruce de ríos y quebradas que hayan aumentado su caudal. –EFE-

Leave a Comment