La infección por SARS-Cov-2 podría afectar negativamente la función del páncreas, el órgano que controla los niveles de azúcar, según el caso de un paciente descrito en un estudio que publica este miércoles (02.09.2020) Nature Metabolism.

La investigación, firmada por autores del Centro Médico de la Universidad Schleswig-Holstein (Alemania), documenta el caso de un varón de 19 años al que se le diagnosticó diabetes insulinodependiente tras recuperarse del COVID-19.

El estudio no establece ningún vínculo causal entre la enfermedad y la diabetes, pero los hallazgos sugieren que la infección por el nuevo coronavirus «podría afectar negativamente a la función del páncreas», indica la revista.

El SARS-CoV-2 entra en las células humanas al unirse con la glicoproteína ACE2, que también se encuentra en las células beta del páncreas humano. Estas células tienen un papel clave en la producción de insulina y el ACE2 se sabe que es importante para su función.

Varios estudios publicados recientemente indican «posibles vínculos» entre la pandemia de COVID-19 y la diabetes, pero los datos «son insuficientes para apoyar que la enfermedad causa directamente la diabetes en los seres humanos», agrega la revista.

Los autores del estudio alemán en cuestión concluyen que esto «no indica que el COVID-19 causara diabetes en este paciente» y no se puede descartar la posibilidad de que pudiera haber tenido una forma rara preexistente de diabetes autoinmune de tipo 1 auto-negativa.

Sin embargo, argumentan que «la infección por SARS-CoV-2 podría afectar negativamente la función pancreática a través de los efectos directos del virus en las células beta», por eso consideran que se necesita más investigaciones para determinar los posibles vínculos entre la infección y el desarrollo de la diabetes de reciente aparición. -EFE-

Leave a Comment