Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, los productos desinfectantes de manos deberían tener al menos un 60% de alcohol etílico o un 70% de alcohol isopropílico. Otros ingredientes aprobados pueden incluir agua destilada estéril, peróxido de hidrógeno y glicerina, de acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Debe evitar cualquier producto que contenga metanol o 1-propanol, ya que ambos pueden ser altamente tóxicos. La FDA advierte que hay que tener cuidado con los desinfectantes incluidos en envases de alimentos y bebidas, ya que ingerirlos accidentalmente puede ser peligroso.

Las autoridades sanitarias también piden evitar los desinfectantes de manos que sustituyen el alcohol por cloruro de benzalconio, que es menos efectivo a la hora de matar ciertas bacterias y virus. La fabricación casera de su propio producto tampoco está recomendada: una mezcla incorrecta de los químicos puede ser ineficaz o causar quemaduras en la piel.

El desinfectante de manos solo debe usarse cuando no pueda lavarlas con agua y jabón, señaló Barun Mathema, investigador de enfermedades infecciosas en la Universidad de Columbia. Lavarse las manos es mejor para eliminar más gérmenes. -AP-

Leave a Comment