La jefa científica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, no espera que las posibles vacunas contra la COVID-19 estén disponibles para la población general antes de dos años, aunque los primeros grupos de riesgo podrían ser inmunizados del coronavirus a mediados de 2021.

“Muchos piensan que a principios del próximo año llegará una panacea que lo resuelva todo, pero no va a ser así: hay un largo proceso de evaluación, licencias, fabricación y distribución”, ha subrayado la experta india en una sesión de preguntas en las redes sociales. La matización llega después de que Astra Zeneca haya tenido que parar un ensayo clínico de la vacuna de Oxford.

Swaminathan ha indicado que la OMS maneja como escenario más optimista la primera llegada de vacunas a diversos países a mediados del próximo año, momento en el que se deberá dar prioridad a los grupos de mayor riesgo, ya que entonces aún no se habrán podido producir dosis para toda la sociedad.

“Es la primera vez en la historia que necesitamos miles de millones de dosis de una vacuna”, ha afirmado la científica en jefe de la OMS, quien explica que como mucho en las campañas masivas de vacunación anuales contra otras enfermedades se necesitan cientos de millones de dosis.

En la selección de grupos prioritarios, la experta india ha insistido en que “los trabajadores sanitarios deberían ser los primeros, y en cuanto lleguen más dosis se ha de llegar a los más mayores, a personas con otras enfermedades, para ir así cubriendo a más y más población, un proceso que llevará un par de años”.

Hasta entonces, ha subrayado Swaminathan, “la gente debe ser disciplinada”, dando a entender que deberán continuar las medidas preventivas actuales (distanciamiento físico, mascarillas, higiene de manos…) o similares.

Swaminathan ha destacado que cerca de un centenar de países en desarrollo podrían beneficiarse del programa COVAX, y que más de 70 están interesados en participar en este proyecto que financia la investigación de vacunas para que se garantice su distribución mundial. Estados Unidos se ha descolgado de la iniciativa COVAX.

“Algunos fabricantes han propuesto precios de coste, mientras otros sugieren que sean más bajos o altos dependiendo de si un país es más o menos rico”, revela la experta sobre las negociaciones con las farmacéuticas. Sobre el precio aproximado de las dosis, podría oscilar entre los 2 y los 30 dólares, aunque el mercado “es muy dinámico y cambiará a medida que más vacunas estén disponibles”.

También ha recordado que la mayoría de los países “vacunan a sus ciudadanos gratuitamente o sin apenas coste” directo para los bolsillos de los pacientes.

COVAX forma parte del programa de la OMS Acelerador ACT, que no sólo cubre vacunas sino también herramientas de diagnóstico y terapias para los pacientes de COVID-19. Cuatro meses después de su lanzamiento, se han logrado “tremendos progresos”, ha asegurado Swaminathan, quien garantiza que la celeridad de la investigación no irá en detrimento de la seguridad del paciente. -RTVE-

Leave a Comment