Toy Story volvió en 2019 con su cuarta película y fue un éxito de taquilla al combinar el clásico estilo de los noventa con algunos nuevos personajes. Una de las incorporaciones de la cinta fue el motociclista Duke Caboom, quien nada menos llevó la voz de Keanu Reeves. El divertido juguete tuvo buena aceptación entre la crítica, aunque no para el hijo del motociclista Evel Knievel. Según su visión, Disney copie el personaje de su padre y por eso lo demandó por 300  mil dólares. 

El papá del denunciante fue un icónico motociclista de acrobacias estadounidense de la década de los 60 y 70. Con su vehículo desafiaba a la muerte y entre sus mayores hazañas estuvo cruzar el Cañón Snake River en Idaho en 1974, saltar sobre la fuente del Caesars Palace en Las Vegas y volar sobre 13 autobuses en el estadio de Wembley de Londres. Su carácter temerario lo acompañó hasta su fallecimiento en 2007.

Duke Caboom
Duke Caboom en Toy Story 4
 Evel Knievel
Kelly Knievel denuncia a Disney por 300 mil dólares (GETTY)
 Evel Knievel
Evel Knievel en 1975 (GETTY)

«Evel Knievel no emocionó a millones, no se rompió los huesos ni derramó su sangre para que Disney pudiera ganar mucho dinero», denunció su hijo Kelly ante los medios. «Es obvio que Duke Caboom es una imitación de Evel Knievel. Si bien notamos que Disney usa a sus abogados de Mickey Mouse para proteger agresivamente la propiedad intelectual de Disney, no solicitaron permiso para usar Evel Knievel en ningún momento», indicó. 

Disney no se expresó al respecto, pero oficialmente describe a Duke Caboom como un «juguete de los años 70 basado en el mayor temerario y doble de acción de Canadá», pero que «nunca ha podido hacer las acrobacias como anunciado por su propio comercial de juguetes». 

Evel Knievel se convirtió en un referente cultural y fue nombrado en películas, series y libros. Sin embargo, para el demandante Disney copió el personaje e instruyó a sus empleados a que no lo asocien con su padre. 

/Spoiler

Leave a Comment