El Día Mundial del Corazón pone su acento este año en la creación de entornos saludables, como estrategia necesaria  para reducir los factores de riesgo asociados a las enfermedades cardiovasculares. Estas constituyen la primera causa de muerte en el mundo y en la mayoría de los países de la Región de las Américas, donde causan 1.6 millones de muertes al año, el 30% de ellas prematuras en personas de 30 a 69 años.  

Una  gran proporción de estas muertes podría evitarse con una alimentación saludable que reduzca el consumo de sal, con ejercicio físico y evitando el consumo de tabaco.  Promover y facilitar estos estilos de vida saludable requiere la existencia condiciones que faciliten el acceso a alimentos frescos y naturales, entornos seguros para la actividad física y donde se promueva una vida libre de humo de tabaco.

La Organización Panamericana de la Salud reconoce la importancia de trabajar impulsando políticas efectivas para reducir la ingesta de sal, fomentar la actividad física y continuar avanzando en la prevención y control del tabaquismo.

Estas son algunas de las medidas que promueve el Plan de Acción regional para la prevención y control de las enfermedades no transmisibles.  Reducir la mortalidad por enfermedades cardiovasculares resulta imprescindible para lograr reducir en un 25% la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles para el año 2025, según el compromiso adquirido en el Plan Mundial de Prevención y Control  de Enfermedades No Transmisibles.

En los tiempos de COVID-19, los pacientes con enfermedad cardiovsacular (ECV) se enfrentan a una doble ameneza. No solo están expuestos a un mayor riesgo pudiendo desarrollar formas más graves de COVID-19, sino que también es posible que descuiden la atención médica que requiere su corazón por temor a acudir a un centro donde se pueda producir el contagio.

Por este motivo, el Día Mundial del Corazón, se celebra el 29 de septiembre, queremos que USE su CORAZÓN para:

  • Alimentarse bien y beber con moderación
  • Aumentar el nivel de actividad física
  • Decir NO al tabaco

¿Qué se puede hacer para prevenir las enfermedades cardíacas?

Entre las causas de las enfermedades cardiovasculares se encuentran el tabaquismo, la diabetes, la hipertensión arterial y la obesidad, la contaminación del aire, enfermedades raras como la enfermedad de Chagas y la amiloidosis cardíaca, etc.

Los expertos dicen que al menos el 80% de las muertes prematuras por enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares podrían evitarse controlando factores de riesgo como el consumo de tabaco, una dieta poco saludable y la inactividad física.

Comer más alimentos ricos en vitamina D es una forma de mantener su corazón sano. La vitamina D puede ayudar a proteger contra problemas relacionados con el corazón, especialmente en los hombres, según un estudio publicado en el Journal of Human Nutrition and Dietetics. Por lo tanto, incluya más alimentos ricos en vitamina del sol como salmón, yemas de huevo, champiñones y alimentos fortificados como leche de vaca, leche de soja, cereales y avena. Además de aumentar su ingesta de vitamina D, asegúrese de tomar las siguientes medidas preventivas:

5 consejos para cuidar tu corazón

  1. Trate de comer 5 porciones de frutas y verduras al día;
  2. Trate de limitar el consumo de alimentos procesados ​​y envasados, ya que a menudo tienen un alto contenido de sal, azúcar y grasa.
  3. Intente realizar al menos 30 minutos de actividad física moderada o intensa cinco veces por semana.
  4. Jugar, caminar, hacer las tareas del hogar, bailar, … ¡Todas las actividades cuentan! Es una de las decisiones más importantes para mejorar la salud de su corazón.
  5. Dejar de fumar (o no empezar a fumar) mejora su salud y la de quienes le rodean.

Controle su colesterol en la sangre: Una cantidad elevada de colesterol en la sangre puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas. Limite su consumo de grasas saturadas y trans para mantener el nivel de colesterol en la sangre.

Mantenga un peso saludable: La obesidad puede aumentar su riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares (CVD), particularmente la insuficiencia cardiaca (HF) y las enfermedades coronarias (CHD). La obesidad también está relacionada con las complicaciones de COVID-19. Por lo tanto, mantenga su peso bajo el rango saludable.

Leave a Comment