La Real Academia de las Ciencias de Suecia otorgó hoy Premio Nobel de la Paz al Programa Mundial de Alimento (PMA) por sus esfuerzos para combatir el hambre y evitar que esta se convierta en un arma de guerra. Dicho reconocimiento le fue entregado al PMA por su contribución a mejorar las condiciones de paz en las zonas afectadas por conflictos y por actuar como motor impulsor en el empeño de prevenir el uso de dicho flagelo en conflictos.

El PMA de la Organización de Naciones Unidas distribuye alimentos entre refugiados y personas desplazadas debido a las guerras y apoya proyectos de desarrollo, destacó el sitio digital nobelprize.

El Premio Nobel de la Paz fue otorgado 100 veces a 134 personalidades y organizaciones entre 1901 y 2019, entre ellos a 107 personas con trayectorias relevantes y 27 entidades.

Con anterioridad, le fue conferido a Denis Mukwege (2018), de la República Democrática del Congo, por sus esfuerzos para acabar con el uso de la violencia sexual como arma en guerras y conflictos armados. Asimismo, a Abiy Ahmed (2019), de Etiopía, en reconocimiento a su labor por lograr la paz y la cooperación internacional, y en particular por su iniciativa decisiva para resolver el conflicto fronterizo con la vecina Eritrea.

Durante la semana, la Real Academia de las Ciencias de Suecia otorgó el Premio Nobel de Química a la bioquímica y microbióloga francesa, Emmanuelle Charpentier, y a su colega estadounidense, Jennifer A. Doudna.

El galardón les fue concedido por sus avances en el desarrollo de un método para la edición del genoma.

Las científicas desarrollaron la tecnología de tijeras moleculares CRISPR-Cas9, que se puede utilizar para editar los genes de animales, plantas y humanos.

La misma ofrece la oportunidad de modificar o corregir directamente las alteraciones asociadas a las enfermedades subyacentes en el genoma, y tiene un gran potencial en medicina, alimentación, agricultura y medio ambiente.

También fue entregado el Premio Nobel de Fisiología o Medicina 2020 a tres científicos que descubrieron el virus de la hepatitis C.

El reconocimiento lo recibieron Harvey J. Alter, Michael Houghton y Charles M. Rice.

Los trabajos de los laureados revelaron la causa de los casos de hepatitis crónica e hicieron posibles los análisis de sangre y nuevos medicamentos que salvaron millones de vidas.

Harvey J. Alter, de Estados Unidos, demostró con sus estudios lo referido a la hepatitis asociada a transfusiones que un virus desconocido era la causa común de la hepatitis crónica.

El británico Michael Houghton utilizó una estrategia experimental para aislar el genoma del nuevo virus que se denominó virus de la hepatitis C.

Otro estadounidense, Charles M. Rice proporcionó las pruebas concluyentes de que el virus de la hepatitis C por sí solo es capaz de causar la hepatitis.

De 1901 a 2019, un total de 219 investigadores, entre ellos 12 mujeres, ganaron los Premios Nobel de Fisiología o Medicina.

Precisa la fuente, que de un total de 110 premios adjudicados en este período, 39 recayeron en un nominado; 33 en dos; y 38 en tres.

Instituido en 1901 en homenaje al científico sueco Alfred Nobel (1833-1896), descubridor de la dinamita, distingue a personalidades de las ciencias exactas, fisiología y medicina, así como en literatura, política, psicología y sociología./PrensaLatina-

Leave a Comment