El artista puertorriqueño Ricky Martin jamás se imaginó que el disco que nació como «antídoto contra la ansiedad» que le produjo la pandemia le daría tres nominaciones en unos Latin Grammy, que «rescatan la dignidad de la música».

A través de una videollamada con Efe, desde la sala de su casa que ha acondicionado para el trabajo, Martin reconoció que si bien ya ha recibido otras nominaciones y premios de parte de la Academia de la Música Latina, este año le han sabido particularmente a gloria.

«Se me llena el pecho de orgullo cuando pienso en los artistas con los que estoy nominados. Estoy trabajando entre artistas agresivos con sus proyectos, que no le tienen miedo a experimentar, a crear cosas nuevas. Que se atreven», indicó el artista que cuenta con 21 nominaciones y cuatro galardones.

Martin recibió tres nominaciones por su disco «Pausa». «Disco del año» y «Mejor álbum pop» y «Canción del año» por «Tiburones».

En la primera categoría compite con artistas como J Balvin y Bad Bunny. Por su parte, «Tiburones» se enfrenta a «ADMV» de Maluma, «Bonita» de Juanes y Sebastián Yatra, «El mismo aire» de Camilo, «René» de Residente y «Tusa» de Karol G y Nicky Minaj, entre otras.

«Me encanta además como la Academia está premiando y adaptándose para celebrar a toda esa gente que se ha atrevido a empujar los límites de la música latina. Y eso para mí es arte hecho muy dignamente», destacó en relación al reconocimiento de artistas del nuevo pop y de géneros como el hip hop y el rap latino.

Para él, esto representa el triunfo de la música por encima de las demandas del mercado. «Es algo que celebro y agradezco, porque además estoy en el mismo proceso desde varios proyectos».

UNA «PAUSA» CONTRA LA ANSIEDAD DE LA PANDEMIA

El disco más reciente de Ricky Martin es una producción que, con excepción de los dos primeros temas «Tiburones» y «Bailalo», nació a partir de la tercera semana de confinamiento.

«Yo estaba listo para sacar otra cosa, la música que vendrá en la segunda parte de la producción que se llama ŽPlayŽ, pero no sentía que era el momento de ofrecer canciones para bailar. Los temas que compusimos en ese momento son canciones que generan lo que yo y los artistas que colaboraron conmigo necesitábamos más: paz», explicó.

La producción cuenta con colaboraciones con Sting, Carla Morrison, Diego «El Cigala» y Pedro Capó, además de sus trabajos prepandemia con Bad Bunny, Residente y Farruko.

Morrison ha sido una de las que agradeció al artista puertorriqueño la invitación a colaborar. «No podía creer cuando Ricky me llamó a pedirme que hiciera algo con él. Fue lo que me animó a regresar a la música después de año y medio», reveló la artista que sacó el mes pasado una canción que justamente tituló «Ansiedad».

Con la meta de seguir otorgando «herramientas para la paz y el bienestar», Martin lanzó esta semana el «Martin Music Lab», una empresa en alianza con el ingeniero de mezcla y productor ganador de Grammy Jaycen Joshua.

Es el primer paso en una nueva etapa profesional que Martin decidió durante el confinamiento. «Se trata de una nueva generación de audio» envolvente a través de la innovadora técnica de audífonos «Orbital Audio».

«Lo increíble de esto es que se puede ser trasladado a otra dimensión con la música sin tener que comprar nada especial. Se puede disfrutar con cualquier audífono, hasta los más baratos», indicó el artista, quien alertó que dentro de ese concepto «vienen más proyectos».

UNOS LATIN GRAMMY NAVIDEÑOS

La entrega de los premios Latin Grammy se realizará este 19 de noviembre desde Miami (EE.UU.). La semana anterior, el día 13, se habrá estrenado en Netflix la película «Jingle Jangle», en la que Martin comparte créditos con Forrest Whitaker, Keegan-Michael Key and Phylicia Rashad.

«La terminamos hace un mes y fue una experiencia maravillosa. Yo hago de un enanito de unas 13 pulgadas (33 cm) que es malísimo. Soy el villano y me divertí muchísimo. Nunca se me habría ocurrido que me iba a salir tan bien ser el malo», indicó el astro boricua.

«Espero que no me juzguen y que entiendan que es mi naturaleza», siguió entre carcajadas antes de expresar su «satisfacción» por seguir descubriendo nuevas facetas, después de tantos años en el mundo del espectáculo.

«La película entra dentro de mi enfoque hacia el bienestar. Es muy divertida y le pone una cara especial a la Navidad», manifestó.

En la casa Martin, que comparte con su esposo Jwan Yosef y sus cuatro hijos, los gemelos Matteo y Valentino de 12 años y Lucía y Renn de 1 año, la Navidad se celebrará desde temprano este año, pues «hay mucho que agradecer».

El artista también quiere festejar «la salud y la música» con sus colegas por lo que dijo que «si hay fiesta en los Latin Grammy, allí estaré. En cuanto me avisen hasta le puedo pedir a un amigo artista que me haga una máscara ŽcoolŽ para demostrar como el arte se adapta y busca los espacios hasta en una pandemia». /EFE-

Leave a Comment