¿Qué son los triglicéridos?

Casi todo el mundo conoce la existencia del colesterol, y puede que haya tenido la ocasión de observar que frecuentemente los médicos al solicitar un análisis de colesterol, piden también “los triglicéridos”. Pero, ¿qué son los triglicéridos?.

Habría que decir que los triglicéridos es la forma más eficiente que tiene el organismo de almacenar energía: esto es, en forma de grasa. Pues bien, lo que almacenan las células constituyentes del tejido adiposo, que son las que conforman “la grasa”, son los triglicéridos.

Desde un punto de vista bioquímico sería la unión de tres ácidos grasos a una molécula de glicerina (o glicerol).

Pero para que la grasa llegue a constituirse como depósito de energía es preciso su transporte previo por la sangre. La concentración de esos triglicéridos que están siendo transportados por nuestra circulación son los “triglicéridos” que aparecen en nuestros análisis de sangre.

¿De dónde obtenemos los triglicéridos?

En circunstancias normales, los triglicéridos proceden de los ácidos grasos que absorbemos a través del intestino procedente de los alimentos y de los que el hígado es capaz de elaborar. Los triglicéridos pasan a la sangre desde ambos órganos, siendo transportados por unas proteínas especialmente diseñadas para ello: las lipoproteínas.

Se denominan quilomicrones a las lipoproteínas ricas en triglicéridos originadas en el intestino tras una comida, mientras que el hígado sintetiza otras proteínas para transportar triglicéridos denominadas VLDL, que son las siglas en inglés “de lipoproteínas de muy baja densidad”.

En el análisis de sangre aparece bajo la denominación genérica de triglicéridos la suma las concentraciones en plasma de los triglicéridos aportados por los quilomicrones y por las VLDL.

En circunstancias normales, los triglicéridos proceden de los ácidos grasos que absorbemos a través del intestino procedente de los alimentos y de los que el hígado es capaz de elaborar. Los triglicéridos pasan a la sangre desde ambos órganos, siendo transportados por unas proteínas especialmente diseñadas para ello: las lipoproteínas.

Se denominan quilomicrones a las lipoproteínas ricas en triglicéridos originadas en el intestino tras una comida, mientras que el hígado sintetiza otras proteínas para transportar triglicéridos denominadas VLDL, que son las siglas en inglés “de lipoproteínas de muy baja densidad”.

En el análisis de sangre aparece bajo la denominación genérica de triglicéridos la suma las concentraciones en plasma de los triglicéridos aportados por los quilomicrones y por las VLDL.

¿Por qué es importante mantener un nivel adecuado de triglicéridos?

Fundamentalmente por dos motivos. El primero es que cifras muy altas de triglicéridos en sangre pueden causar una pancreatitis aguda, que es una enfermedad caracterizada por la inflamación del páncreas, que cursa con dolor abdominal importante, y que somete al sujeto que la padece a un alto riesgo de morir en poco tiempo si existen complicaciones de este proceso, lo que ocurre en aproximadamente uno de cada diez pacientes.

La segunda causa es que se sabe actualmente que los triglicéridos son un factor independiente de riesgo cardiovascular, si bien en una magnitud inferior a la que produce el colesterol. No obstante, aun manteniendo éste en los límites adecuados, los triglicéridos comportan lo que denominamos un riesgo lipídico residual o remanente, que no es otra cosa que la posibilidad complementaria de sufrir una enfermedad cardiovascular pese a tener un nivel “normal” de colesterol.

¿Cuál es el nivel de triglicéridos adecuado?

Podríamos decir que depende del riesgo que queremos evitar. Así, se sabe que a partir de los 500 mg/dl, nivel considerado como muy alto, el riesgo de desarrollar una pancreatitis se incrementa. Por encima de 200 mg/dl se consideran ya elevados y constituyen un factor de riesgo cardiovascular. El nivel normal deseable es aquel menor de 150 mg/dl. Entre 150-200 sería limítrofe alto.

¿Qué son los triglicéridos?

¿Qué podemos hacer si tenemos altos los triglicéridos?

1. Perder peso

Generalmente, cuando se pierde peso, se logran bajar los niveles de triglicéridos. Tips para perder peso aquí

2. Controlar la ingesta de carbohidratos y azúcar

Es importante disminuir la cantidad de carbohidratos consumidos, particularmente elaborados con cereales refinados (pan, arroz, pastas, cereales), papa y verduras harinosas; preferiblemente optar por las opciones integrales.

Además, ingiera menos cantidad de azúcar y de alimentos que contengan azúcar, incluyendo: pan dulce, helados, dulces, bebidas gaseosas con azucar, cremas dulces, jugos de frutas, etc.  

Se recomienda reemplazar azúcar con edulcorante artificial.

3. Disminuir el consumo de alcohol​


Algunas personas son más propensas a que el alcohol aumente la producción de triglicéridos por el hígado.

Consumir más de un trago al día para las mujeres y dos tragos al día para los hombres puede aumentar en forma importante su nivel de triglicéridos en sangre. 

4. Disminuir el consumo de grasa total y saturada

​Elija sus calorías provenientes de la grasa sabiamente:

Es importante mantener la cantidad de grasa consumida al mínimo.

Es importante evitar el tipo de grasa de origen animal (mantequilla, crema ácida, crema, helados de crema, lácteos enteros, carnes muy grasosas, piel del pollo) y el tipo de grasa llamada trans (este se encuentran en productos parcialmente hidrogenados).

Se recomienda leer las etiquetas de los productos para no consumir los productos con grasa trans.

Comer pescado azul (Ej. salmón, atún, sardina) 2-3 veces a la semana, ya que el aceite de pescado reduce los niveles de triglicéridos.

5. Hacer ejercicio

​Haga ejercicio al menos 30 minutos al día (caminar, nadar, andar el bicicleta, trotar).

Lea nuestro artículo: Ejercicio. Cómo empezar?
 

6. Aumentar el consumo de vegetales y frutas​


Debe comer al menos cinco porciones de una variedad de frutas y verduras cada día.

Si con estas medidas no disminuyen los niveles de triglicéridos, se debe  iniciar tratamiento con medicamentos según la indicación de su médico./GeoSalud-

Leave a Comment