Tirar un teléfono viejo a la basura daña el medio ambiente; además, se le puede encontrar un mejor uso. Aquí te ofrecemos algunas opciones.

El gadget puede venderse, utilizarse como teléfono de repuesto o para hacer bricolaje, comentó a Prime el director de la empresa Intellektualni Reserv, Pável Miasoyédov.

“El uso más obvio de un teléfono viejo es venderlo como objeto de segunda mano o entregarlo a una tienda que venda este tipo de equipo. La gente necesita regularmente equipos usados. También es posible pasarle el dispositivo a un niño que aún es incapaz de manejar aparatos caros y puede romperlo”, expone el experto.

Una opción alternativa es dejar el aparato en casa, convirtiéndolo en uno de repuesto. Para ello, debe ser recargado a plena potencia y apagado. En caso de que algo pase con el teléfono principal, el viejo equipo ayudará.

El teléfono también puede usarse en el bricolaje para crear algunos regalos hechos a mano.

La tercera opción es aprovechar las ofertas de los grandes almacenes que aceptan los teléfonos móviles para reciclaje. El cliente les trae el equipo viejo y obtiene un descuento para el nuevo dispositivo. También siempre es posible donar el teléfono a la caridad, concluyó Miasoyédov./ Sputnik-

Leave a Comment