El Fondo Monetario Internacional compartió su alarmante pronóstico.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó que la pandemia de coronavirus tendrá una fuerte repercusión en el empleo en Latinoamérica, con un aumento significativo de la pobreza y un retorno al ingreso real per cápita previo a la emergencia de sanitaria recién en 2025.

“Se prevé que el shock del COVID-19 tenga un amplio impacto en el empleo y borre parte de los avances sociales logrados por la región hasta 2015”, dijo el FMI al publicar sus últimas perspectivas económicas para América Latina y el Caribe, según destaca la agencia AFP.  Las estimaciones actuales indican pérdidas de ingreso duraderas, y se proyecta que la pobreza aumente sustancialmente en 2020.

El FMI estima una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) regional de 8,1 % en 2020. “La pandemia ha golpeado a América Latina y al Caribe más duramente que a otras regiones del mundo. El alto costo humano es evidente: con apenas el 8,2 % de la población mundial se registraron el 34% de las muertes y el 28% de los casos”, de acuerdo con Alejandro Werner, director para las Américas del FMI.

Pero a diferencia de otras recesiones, el empleo se contrajo más fuertemente que el PIB en el segundo trimestre de 2020: un 20% en promedio en los países más grandes y hasta un 40% en Perú. “Se han perdido un total de 30 millones de empleos en el segundo trimestre solamente en Brasil, Chile, Colombia, México y Perú“, indicó Werner.

Los segmentos más afectados fueron las mujeres, los jóvenes y los trabajadores poco calificados. También fue grave la incidencia de la pandemia en el empleo informal, que en otras desaceleraciones actuó como amortiguador.  En los países altamente dependientes del turismo, como los caribeños, la pandemia ha sido como un “paro cardíaco”, aseveró el FMI a la agencia de noticias. 

Leave a Comment