en directo

Matthew McConaughey reveló cómo su padre lo ayudó a superar un chantaje sexual y un abuso en su adolescencia

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Matthew McConaughey no permitió que ser chantajeado para tener relaciones sexuales a los 15 años o que un hombre abusara de él a los 18 lo hiciera tener “miedo a las relaciones”.

El ganador del Oscar habló por primera vez de estas experiencias en su libro, “Greenlights”, que se publicó en octubre del año pasado. Durante una reciente entrevista, el intérprete afirmó que estos momentos negativos que vivió en el pasado “no lo vencerán”.

“No le voy a tener miedo a las relaciones porque mi primera experiencia fue un chantaje”, comentó en el podcast. “No iba a dejar que me saque el sentido de la confianza en la gente al punto de decir, ‘no puedo tener una relación sana’. Eso no era negociable”.

McConaughey dijo que no niega el trauma que le sucedió, pero decidió dejar esos momentos atrás. “¿Voy a cargar con eso? Elegí no cargar con una mochila tan pesada a la vida que voy a llevar y cómo trato a las personas y cómo confío en las personas”, agregó.

La estrella habló sobre cuando fue drogado y “dejado inconsciente” “en la parte trasera de una camioneta” en Australia y ser abusado sexualmente. También compartió que unos años antes de ese horrible episodio, fue fue forzado a perder su virginidad: “Me chantajearon para tener sexo por primera vez cuando tenía 15 años”. Por aquel entonces, tal y como señala, él creía que iría al infierno por tener sexo antes de contraer matrimonio.

No obstante, el protagonista de “True Detective” remarcó en sus memorias que de esos malos momentos logró sacar fortaleza: “Nunca sentí que fuera una víctima”, sentenció. “Tengo muchas evidencias de que el mundo conspira para hacerme feliz”.

Matthew McConaughey (Reuters)

McConaughey señaló que su primer encuentro sexual que no eligió y fue bajo coerción no le impidió tener relaciones amorosas saludables. “Después de eso, pude tener algunas relaciones sexuales saludables y tener chicas que me gustaban, y poco a poco nos hicimos íntimos, y fue hermoso y torpe y todas esas cosas, pero no fue tan feo”, detalló.

El actor señaló que nunca buscó terapia para ayudarlo a sobrellevar los eventos traumáticos, pero tenía personas que lo apoyaban su alrededor para ayudarlo a sanar.

Sin embargo, según contó, esas traumáticas experiencias de su adolescencia no impidieron que pueda desarrollar una vida emocional y sexual plena y responsable en su adultez.

En su autobiografía, McConaughey se refirió a la relación abusiva que tenían sus padres. Incluso siendo criado en torno a esa toxicidad, dijo que sus padres eran “geniales”. Su padre, James, murió en 1992 tras separarse y casarse hasta tres veces con la madre de la estrella, Kay, que ha estado viviendo con él y su esposa, Camila Alves, desde la pandemia.

En “Greenlights” también cuenta que su padre murió de un infarto mientras tenía sexo con su madre. “Recibí una llamada de mi mamá. Tu padre murió. Mis rodillas se doblaron. No lo podía creer. Él era mi papá. Nadie ni nada podría matarlo. Excepto mamá”, relata el intérprete en su publicación, que se convirtió en todo un éxito de ventas en EEUU. “Siempre nos decía a mis hermanos y a mí: ‘Chicos, cuando me vaya, voy a estar haciendo el amor con su madre’. Y eso es lo que sucedió. Tuvo un infarto cuando alcanzó el clímax”, detalló el actor su libro.

“Soy el menor de tres hermanos y el hijo de padres que se divorciaron dos veces y se casaron tres, entre ellos mismos”, recordó la apasionada y tormentosa relación de Kay y Jim. “Crecimos diciéndonos ‘te quiero’ unos a otros. Era cierto”. Acaso por esas idas y vueltas, cuando él nació su padre no pudo ir al hospital: “Llamó a mi madre y le dijo: ‘Lo único que tengo para pedirte es que, si es un niño, no lo llames Kelly’”, contó.

La influencia de su padre

McConaughey dijo que a una edad muy temprana sus padres lo guiaron sobre “el respeto a la mujer, el respeto a la relación, el respeto a la intimidad sexual, y respeto al espacio”.

Recordó que recibió una muy buena educación sexual que le brindó su padre quien fue especialmente claro al manifestarle que hacer el amor era una cosa de dos y que siempre es imprescindible tener el consentimiento de la otra persona.

En el podcast, precisó una charla que mantuvo con su padre. “Se sentaba a hablar de esas cosas. ‘¿Estás llegando esa edad que besas?’, me preguntó una vez y le dije: ‘Sí, señor’”.

Matthew dijo que se acuerda con ternura que además su padre le dijo que alguna vez llegaría mucho más lejos en la intimidad con una mujer. “Hablándome sobre una relación heterosexual, me dijo: ‘Si alguna vez sientes que la chica o la mujer duda, detente”.

Según McConaughey las claras enseñanzas de sus padres le permitieron disfrutar de la sexualidad y vivirla muy bien pese a las malas experiencias que signaron su adolescencia.

La estrella de “True Detective” y ganador del Oscar por “Dallas Buyer’s Club” escribió "Greenlights"En “Greenlights” fue la primera vez que habló sobre las agresiones sexuales que enfrentó durante su infancia. Decidió no compartir demasiados detalles sobre los incidentes porque ese no era el propósito de su autobiografía. Dijo que no quería explotar su trauma porque entonces todos los titulares y programas de televisión se centrarían en su victimización.

“¿Sí, fui víctima de esas dos situaciones? Por supuesto. Pero eso no significa que haya continuado a lo largo de mi vida con el sentimiento de “Oh, fui víctima”, sentenció el actor texano. “Esos dos eventos me sucedieron a los 15 y 18 años. Si me hubieran sucedido más joven, tal vez hubiera estado más confundido. Pero cuando me sucedieron, me quedó muy claro, que no era lo correcto”, explicó el ganador del Oscar por “Dallas Buyer’s Club”

McConaughey, de 52 años, tiene tres hijos con su esposa, la ex modelo brasileña Camila Alves: Levi, de 14 años, Vida, de 12 y Livingston, de 9. La pareja está casada desde 2012./Con información de Infobae-

Te puede
Interesar