Megalodón: ¿Existe de verdad el tiburón contra el que se enfrenta Jason Statham?

La impactante película “Megalodón 2: El Gran Abismo” ha llegado a HBO Max después de su estreno en cines a comienzos de agosto. Esta mega producción presenta a Jason Statham y un elenco de estrellas enfrentándose a megalodones y otras criaturas colosales en una batalla épica por la supervivencia.

1 311“Un equipo de investigación inicia una misión que va a explorar las profundidades más abismales del mar. Pero su viaje se convierte en caos cuando un malévolo operativo minero amenaza su misión y los obliga a librar una batalla de alto riesgo por la supervivencia. Enfrentados a colosales Megalodones y a implacables saqueadores medioambientales, nuestros héroes deben correr más rápido, ser más astutos y nadar a mayor velocidad que sus despiadados depredadores en una trepidante carrera contra el tiempo”, dice su sinopsis oficial. ¿Está inspirada en hechos reales la película?

El Megalodón: La Verdad sobre el Tiburón más Grande que Ha Existido

El megalodón, uno de los depredadores más grandes que haya existido, despierta la imaginación de la gente. Este gigante dominó los océanos durante 13 millones de años hasta su extinción hace 3.6 millones de años. Aunque sus dientes pueden alcanzar hasta 18 centímetros de largo, las estimaciones sugieren que su longitud oscilaba entre 15 y 18 metros. Se alimentaba principalmente de ballenas y peces grandes, así como de otros tiburones.

Aspecto del Megalodón y su Hábitat

A diferencia de las representaciones tradicionales, se cree que el megalodón tenía un hocico más corto y aplanado, similar al tiburón azul. Habitaba en aguas tropicales y subtropicales alrededor del mundo, y sus dientes fosilizados se han encontrado en todos los continentes excepto la Antártida.

El Declive y la Extinción del Megalodón

El megalodón se extinguió al final del Plioceno debido a la disminución de la temperatura global. Esta transición a un clima más frío afectó a numerosos animales marinos, incluidas tortugas y aves marinas. La pérdida de hábitat y la competencia con otras especies de tiburones también contribuyeron a su declive. Aunque el megalodón es una criatura fascinante, no hay evidencia de que aún habite en los océanos./Con información de Spoiler-

Te puede
Interesar