Sandman: la esperada adaptación del cómic de Neil Gaiman llega a Netflix entre sueños y pesadillas

Tras décadas de proyectos y adaptaciones fallidas del célebre cómic de Neil Gaiman, Sandman finalmente llega a la pantalla. Pero ya no como película, como se esperaba, sino que convertido en serie.

3 7La realización que debuta en Netflix después de haber sido concebida por el mismísimo Gaiman el nombre tras de títulos como American Gods y Coraline junto a David S. Goyer y Allan Heinberg.

Y que a lo largo de sus 10 consistentes capítulos -de entre 37 y 54 minutos de duración- convierte en acción real las primeros volúmenes de la saga: Preludios y nocturnos y La casa de muñecas.

Un espacio que según el propio Gaiman se toma su tiempo al recrear solo unas 400 páginas de un total de 3.000, ya que “se necesita espacio para una gran historia”. La del mentado Rey de los Sueños.

El cual también se conoce como Sueño o Morfeo y es uno de los denominados Eternos, la disfuncional familia de poderosas criaturas que representan los principios básicos del Universo.

Las que también son parte -aunque en este primer ciclo solo algunos de ellos- de una trama que se inicia con el mismo Sandman o Sueño (Tom Sturridge) hablando sobre sus dominios: El Reino de los Sueños.

En donde también él crea las pesadillas y al que los humanos concurren al cerrar sus ojos en busca de libertad y aventuras. Sin embargo, Sueño debe dejarlo para ir en busca de una pesadilla inescrupulosa.

Al mismo tiempo que en el mundo de la vigilia, o el mundo real, Roderick Burgess (Charles Dance) realiza un hechizo para invocar y atrapar5 2 a Muerte (Kirby Howell-Baptiste), hermana de Morfeo.

Pero el que llega y se convierte en prisionero de Burgess y su Orden de los Misterios, en la Inglaterra de 1916, es Morfeo. Una cautiverio que lo aleja por décadas de sus dominios en Ensoñación.

Sin embargo, logra salir y descubre que no solo su tierra está en ruinas, sino que su ausencia ha provocado terribles consecuencias entre los humanos, como sonambulismo o un sueño eterno.

La solución a sus problemas está en encontrar los objetos que canalizan sus poderes y le fueron robados: su bolsa de arena, su yelmo y su rubí, para lo que se mueve entre Londres, Buffalo y el Infierno.

Sitios donde encara a Lucifer (Gwendoline Christie), Johanna Constantine (Jenna Coleman) y John Dee (David Thewlis). A quienes luego se suman nombres como el del pesadillesco El Corintio (un impecable Boyd Holbrook).

2 24Sin olvidar a la bibliotecaria de Ensoñación y mano derecha de Morfeo, Lucienne (Vivienne Acheampong) -Lucien en la historieta original-, y Rose Walker (Vanesu Samunyai), la joven que es un vórtice.

Muchos de los personajes que nacen en el papel y pasan a la pantalla junto a los ejemplares de la historieta, como el escalofriante 24 horas que protagonizan Dee y los clientes de una cafetería.

En medio de una compleja narración centrada en Sueño y su aventura entre lo onírico y lo real, que logra exponer al público normal buena parte de una pieza esencial de la obra de Gaiman y la historia del cómic./Con información de LtFinde- 

https://youtu.be/03hK9bC-1dU

Te puede
Interesar