El resort del amor: la comedia romántica de Netflix que lleva de viaje al paraíso

3 31En el apartado de las comedias románticas tiene un lugar destacado el subgénero de las bodas, en el que hay títulos icónicos como La boda de mi mejor amigo (1997) y Amores y enredos y una boda (2004), y al que ahora se suma El resort del amor.

Aunque esta comedia romántica de Netflix del realizador estadounidense Steven K. Tsuchida -quien dirigió dos episodios de la última temporada de Cobra Kai– y producida por la cantante Alicia Keys, parte con una boda frustrada.

La que iba a unir en matrimonio a Erica Wilson (Christina Milian) y a Jason King (Jay Pharoah), una pareja de Nueva York que tenía todo listo para su ceremonia, pero que finalmente se canceló un mes antes de la fecha programada.

¿Qué pasó? Que a Jason le ofrecieron un trabajo en la pequeña ciudad de Charleston, el que aceptó, y Erica prefirió quedarse en la Gran Manzana, donde tenía más proyección con su carrera como cantante.

Sin embargo, el éxito en la música le es esquivo y ahora tiene el corazón roto. Por eso su mejor amiga Amber
(Tymberlee Hill), le propone ir a trabajar por un tiempo como cantante en el complejo hotelero Mer de Saphir, ubicado en la isla africana de Mauricio, frente a Madagascar.

Aunque en un primer momento la joven no está muy convencida, finalmente acepta y llega a un lugar soleado y con playas prístinas, lo más parecido al paraíso en la Tierra.

En el resort Erica se entera de que debe cantar en fiestas de bodas, lo que le afecta, porque aun es reciente el recuerdo de su matrimonio frustrado. Pero se adapta bien a su trabajo.

Una tarde, mientras disfruta de la playa y trata de salva a un hombre que se ahoga, conoce a Caleb (Sinqua Walls), un joven que trabajó para el servicio secreto militar y que ahora está en Mer de Saphir para asistir a la boda de su hermano menor.

Pronto Erica se entera de que ese hermano es nada más y nada menos que Jason, su ex prometido, quien se recuperó pronto de la ruptura y ahora está a punto de contrar matrimonio con la guapa Beverly Strattford (Christiani Pitts). Por si fuera poco, ella tiene que cantar en la fiesta.

Desde ese momento en El resort del amor se suceden una serie de enredos, secretos y nuevos romances, de esos que nunca faltan en las comedia románticas.

También las canciones de amor, una lista que va de clásicos como (I’ve had) The time of my life, de Bill Medley y I will survive, de Gloria Gaynor, en versiones cantadas por Erica, hasta el No one de Alicia Keys.

Y aunque la cinta es liviana y no va a cambiar la historia del género -ni lo pretende- logra entretener y llevar de viaje espectador a eses destino paradísiaco que es escenario de su relato, al menos por los 100 minutos que dura.

Además, se hace llevadera por el encanto de Christina Millian, quien además es de actriz es cantante y compositora: tiene cuatro discos y uno de ellos, It´s about time (2004), hasta obtuvo una nominación al Grammy por Mejor Álbum de R&B Contemporáneo. /Con información de LtFinde-

Te puede
Interesar