Taylor Swift irá a juicio por derechos de autor del éxito mundial “Shake it off”

La cantautora estadounidense Taylor Swift irá a juicio acusada de violar los derechos de autor por la letra de uno de sus grandes éxitos Shake it off.

1 70Un tribunal de Los Ángeles ha decidido seguir adelante con la causa interpuesta por dos compositores contra Taylor Swift por presunto plagio de Shake it off. No es la primera vez que la artista se enfrenta a una acusación similar sobre esta canción aunque ahora todo apunta a que se llegará a juicio como señala NME.

El caso se remonta a comienzos de 2018 cuando un juez desestimó las acusaciones. Sin embargo, la pareja de compositores formada por Sean Hall y Nathan Butler han continuado trabajando junto a su equipo de abogados hasta que un tribunal ha decidido considerar el caso.

Tanto Hall como Butler alegan que Shake it off contiene letras copiadas de su canción Playas Gon’ Play que ambos escribieron para la girl band 3LW. Hay que recordar que la demanda no va sólo contra Taylor Swift sino también contra el resto de personas acreditadas en la canción.

El tema lo firman la propia Taylor junto a Max Martin y Shellback. Ya había trabajado con estos dos suecos en sus singles We are never ever getting back together again y I knew you were trouble. La defensa de Swift alegó que el “players gonna play, play, play, play…” de los compositores y el “haters gonna hate, hate, hate, hate…” son expresiones comunes del lenguaje.

Taylor explicó en diversas entrevistas que la letra va dirigida a sus detractores. Ha reconocido que cuando era joven y su madre iba a recogerla al instituto en coche a veces tenía que consolarla cuando lloraba porque se habían burlado de ella o porque no la habían invitado a alguna fiesta. Eso unido a todo lo falso que tuvo que leer y escuchar sobre ella tras su álbum Red la animaron a escribir acerca de lo que ha optado por hacer con esas críticas o cosas que se dicen sin fundamento, pasar olímpicamente.

Esta no es la primera acusación a la que Taylor Swift hace frente. en 2015 TMZ publicó que Taylor Swift habría utilizado partes de una canción que no es de su autoría para componer Shake It Off, uno de los grandes éxitos de su disco 1989. La canción original habría sido escrita en 2013 por un tal Jessie Braham y su título es Haters Gone Hate. Según Braham la estrofa “Haters gone hate, players gone play. Watch out for them fakers, they’ll fake you everyday” guarda muchísima similitud con uno de los pasajes más pegadizos del tema de Taylor.

En su momento la compensación exigida fue de 42 millones de dólares aunque nunca se llegó a saber qué sucedió con esa demanda. El single debutó en el nº1 de singles más vendidos en Estados Unidos. En tan sólo 7 días acumuló 18,4 millones de streaming. Los nuevos demandantes también habrían pedido una compensación económica aunque de momento no ha trascendido. / Con información de Los40-

Te puede
Interesar