Taylor Swift, la artista que más contamina con su avión privado

Hay muchas cosas que contaminan, pero pocas como los vuelos en jet privado. Y en ese sentido, pocas cantantes hacen uso de este medio de transporte al nivel de Taylor Swift.

1 17Según un estudio publicado por la firma británica Yard, dedicada a la sostenibilidad, la autora de hits como ‘Don’t Blame Me’, ‘Cruel Summer’ o ‘Blank Space’ no tiene rival a la hora de contaminar. En lo que va de 2021, Swift ha tomado nada menos que 170 vuelos en jet privado, lo que equivale a pasar casi 22.923 minutos o, lo que es lo mismo, casi 16 días en el aire. Entre esos trayectos, algunos tan cortos como los 36 minutos que empleó en viajar de Missouri a Nashville. En total, las emisiones del jet privado de Taylor Swift ascienden a 8.293 toneladas.

Yard ha obtenido los datos de CelebJets, una plataforma que se dedica a rastrear los aviones de los famosos con el objetivo de dar a conocer el impacto medioambiental que tienen los vuelos privados. En sus cuentas de Twitter e Instagram se pueden conocer, casi al minuto, los detalles de los trayectos que realizan algunas de las personas más ricas del mundo.

Pero Taylor Swift no es la única que suspende en sostenibilidad: en la lista de personalidades más contaminantes le siguen otros nombres como el exboxeador Floyd Mayweather, el rapero Jay-Z, el exjugador de béisbol A-Rod y Blake Shelton, una de las grandes estrellas de la música country estadounidense. Tras ellos completan el top 5 el director de cine Steven Spielberg y la archiconocida empresaria Kim Kardashian.

El entorno de Taylor Swift no ha tardado en responder al aluvión de críticas por su conducta poco cívica. En unas declaraciones a la revista Rolling Stone, el equipo de representantes de la cantante han declarado que “el avión de Taylor se presta regularmente a otras personas. Atribuirle la mayoría o todos estos viajes a ella es flagrantemente incorrecto”, aseguran.

En los últimos tiempos, infinidad de artistas han mostrado públicamente su preocupación por el cambio climático. Nombres como Coldplay, Billie Eilish, Maroon 5, Paul McCartney o Radiohead se han comprometido a implementar medidas que reduzcan la huella de carbono de sus conciertos. Desde calcular el impacto de las giras hasta reducir el uso de plásticos, pasando por servir comida vegana o utilizar medios de transporte sostenibles.

Y es que no sólo volar contamina. Según el estudio Green Touring, realizado para medir el impacto de la música en vivo en el medio ambiente, el montaje y desmontaje del escenario supone un 34% del impacto ambiental de una gira. Tras ello se sitúa el transporte de los fans que acuden a los conciertos, con un 33%, y del merchandising, con un 12%. /Con información de los40- 

Te puede
Interesar