Veinticinco, veintiuno: la nueva y luminosa serie surcoreana de Netflix

Entre 1997 y 1998 se experimentó la que luego sería conocida como la Gran Crisis Financiera Asiática, que afectó a Tailandia, Indonesia y Corea del Sur. La cual es la detonante del relato de Veinticinco, veintiuno.

3 4El nuevo K-drama creado por Hong Ki-sung y Kim Young-kyu, que tras su debut por el canal de cable tvN en febrero pasado se convirtió en uno de los espacios más vistos de su país. Fenómeno que se repitió después de su llegada a Netflix.

Un estreno mundial que ocurrió a mediados de marzo y replicó la buena llegada entre el público, convirtiendo a la serie en uno de los títulos más vistos en diferentes países, gracias a su mezcla de romance, drama y algo de comedia.

Y si bien la década de los 90 es la guía de sus 16 episodios -de los cuales en el streaming por ahora pueden verse seis-, el inicio de su relato se ancla en el Seúl de hoy, cuando una madre lleva a su hija a un espectáculo de ballet.

Pero la rebelde niña abandona la presentación y a su progenitora, y se va a vivir con su abuela, donde descubre el diario de vida de su mamá. El cual fue escrito por Na Hee-do (Kim Tae-ri) en 1998, cuando tenía 18 años.

La época en la que asistía a la secundaria Seonjung y era parte de su equipo de esgrima. Sin embargo, la crisis del FMI -como se bautizó localmente el colapso económico- hace que termine la práctica deportiva en su escuela.

Ante esto y pensando en estar cerca de la medallista de oro en esgrima Ko Yu-rim (Bona), a quien ella admira, Hee-do busca cambiarse al colegio de esta última, la Secundaria Taeyang, donde todavía se practica dicho deporte.

Un plan arriesgado por el cual conoce más al nuevo repartidor de diarios de su barrio, Baek Yi-jin (Nam Joo-hyuk), quien también es el dependiente de la tienda donde la chica arrienda su cómic2 4 favorito, Full house.

Lo que forja una amistad entre la joven deportista y el esforzado Yi-jin, quien a sus 22 años debe trabajar en diferentes cosas, luego de que la quiebra de la empresa familiar dividiera los caminos de él, su hermano y sus padres.

Quien además conoce a Yu-rim, ya que la familia Baek financió su comienzo en la esgrima. Detalles que aparecen al inicio del espacio, junto a compañeros de escuela como Ji-woong (Choi Hyun-wook) y Seung-wan (Lee Joo-myung).

Los personajes que complementan un relato que tiene un doble eje argumental. Por un lado la relación que va creciendo entre Hee-do y Yi-jin, como también la creciente rivalidad deportiva entre ella y su antes idolatrada Yu-rim.

Donde además es clave el juego que realiza la narración entre presente y pasado, como también entre drama, romance y comedia. Sin olvidar un elemento clave de Veinticinco, veintiuno: el encanto de la pareja protagónica. /Con información de LtFinde- 

Te puede
Interesar