Agente de EEUU revela que JOH quería matar a “El Porky” con un equipo élite

La Fiscalía estadounidense llamó este jueves al octavo testigo en el juicio contra el expresidente Juan Orlando Hernández, identificada como Andrea Santos, una hondureña que se mudó a los Estados Unidos en 2016, que vivió en San Pedro Sula, y habría sido la pareja sentimental de Alexander Mendoza, alias “El Porky”.

Al comenzar a testificar, dijo que no ha regresado a Honduras “por miedo”, y afirmó que vivió aproximadamente “un año” con “El Porky”. Contó que lo miró haciendo señas de pandillas y que le ordenaba empaquetar “crack”. También relató que el exdirector de la Policía Nacional, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla envió armas a Mendoza y lo supo porque “hablaron por teléfono. La respuesta de Tigre Bonilla fue que este no sería el último acuerdo que harían juntos”. Santos vio a “El Porky” por última vez en 2014.

Luego de Santos, subió al estrado el agente estadounidense Daniel McNamara, de la Unidad de Investigaciones Bilaterales del hemisferio occidental, siendo el noveno testigo de la Fiscalía, desde el inicio del juicio el pasado 20 de febrero.

McNamara desveló una intención del expresidente Hernández para asesinar al presunto líder de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13) en Honduras, Yulan Adonay Archaga Carías, alias “El Porky”.

El hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa, Fabio Lobo, resultó ser el último testigo de este jueves en el juicio por narcotráfico contra el expresidente Juan Orlando Hernández en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

Fabio Lobo declaró que su papá recibió dinero del narco y que sobornó a JOH.

Te puede
Interesar