Alcaldes de otros departamentos piden ser incluidos en el estado de excepción

Alcaldes de Olancho, Francisco Morazán y Cortés han solicitado a la Secretaría de Seguridad que amplíe a sus comunidades el estado de excepción.

Según información del portavoz de la Policía, Edgardo Barahona, los resultados obtenidos en casi un mes de operaciones son muy buenos.

El estado de excepción comenzó el pasado 6 de diciembre en los barrios y colonias más conflictivos de San Pedro Sula y Tegucigalpa. El objetivo de la medida y los operativos es reducir los altos índices de inseguridad y el cobro de extorsión.

De acuerdo a los reportes policiales, desde el inicio del plan nacional contra la extorsión, la Dirección Policial Anti Maras y Pandillas contra el Crimen Organizado – Dipampco, ya detuvo casi 400 personas y más de 700 fueron detenidos por todas las unidades de la Policía Nacional.

Información preliminar vaticina que Honduras cerrará el 2022 con una baja en el renglón de los homicidios, ya que el año pasado superó los 40 por cada 100 mil habitantes.

Te puede
Interesar