La UFERCO presenta requerimiento fiscal contra red de corrupción en el Congreso Nacional

La Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción – UFERCO, presentó un requerimiento fiscal en contra de un diputado, cuatro excongresistas, dos representantes legales y dos contadores de Organizaciones No Gubernamentales y cinco particulares.

Se trata de Alberto Chedrani Castañeda (actual parlamentario), José Oswaldo Ramos Soto, Ricardo Antonio Díaz Aceituno, José Vicente León Rojas y Rodimiro Mejía Merino (exparlamentarios), a quienes se les vincula a operaciones fraudulentas y saqueo de fondos del Congreso Nacional.

Las investigaciones efectuadas indican que en el periodo comprendido entre los años 2013-2017 los mencionados se coludieron con las ONG’s Líderes Comunitarios para el Desarrollo e Impulso Solidario.

Asimismo, estarían involucrados Dalia Esmeralda Palma Sánchez y Ramón Eduardo Núñez Rodas (presidenta y contador de OLICODE), José Wilfredo Flamenco Ramírez y Marvin Alexis Sabillón Rivera (presidente y contador de OIMSO).

De igual forma Mirna Lizeth Ham Guzmán, José Jorge Cásula Laínez, Fabio Javier Rodríguez Lagos, Nahun Orlando Osorto Guevara y David Abner Flores Montoya (éstos últimos encargados de recibir y cambiar cheques emitidos a su nombre).

Las imputaciones contra Chedrani Castañeda y León Rojas son por fraude y lavado de activos y en el caso de Ramos Soto, Díaz Aceituno y Mejía Merino por fraude, indicó el Ministerio Público en un comunicado.

En tanto, a Palma Sánchez y Flamenco Ramírez por fraude, lavado de activos, malversación de caudales públicos y uso de documentos públicos falsos, a Ham Guzmán, Cásula Laínez, Rodríguez Lagos, Osorto Guevara y Flores Montoya por encubrimiento por receptación agravado y a Núñez Rodas y Sabillón Rodas por falsificación de documentos.

Según la relación de hechos, los investigados se coludieron para crear las ONG’s OLICODE y OIMSO, mediante las cuales desarrollarían 46 proyectos de microempresas y generación de empleo en los departamentos de Francisco Morazán, Cortés y Copán.

Se indicó que los mismos solo se ejecutaron en un cinco por ciento aproximadamente y de los que al final se desviaron 18 millones 950 mil lempiras.

Te puede
Interesar