Perú detecta nuevos linajes de la variante ómicron de la COVID-19

Las autoridades sanitarias de Perú informaron este lunes que han detectado nuevos linajes de la variante ómicron de la COVID-19 en el país, uno de ellos considerado «de interés» por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El INS reportó que los linajes XBB.1.16 (Arcturus), XBB.1.9.1 (Hyperion), XBB.1.9.2, y XBB.2.3 (Acrux), fueron detectados entre abril y mayo de este año, y que el primero es una «variante de interés», mientras que los otros están «bajo monitorización, y cuyas proporciones a nivel mundial van en aumento».

El Ministerio de Salud (Minsa) señaló, en un comunicado, que el INS recomendó «mantener medidas preventivas», ya que la OMS ha solicitado «monitorizar cercanamente» estas variantes.

Agregó, sin embargo, que «hasta el momento no hay evidencia que estos linajes produzcan una enfermedad más severa en comparación con otras variantes o linajes ómicron previos», aunque son «al menos tan transmisibles y evasoras de la protección inmune como las variantes que actualmente predominan a nivel global».

El Minsa detalló que actualmente la OMS considera dos linajes ómicron como variantes de interés y otros siete como variantes bajo monitorización, y que «todos ellos han sido identificados» en Perú y son seguidos «semana a semana» por la vigilancia genómica del INS.

El ministerio remarcó, sin embargo, que la identificación de estos linajes «no debería causar mayor alarma» en Perú porque no causan una enfermedad más severa y las vacunas «siguen otorgando una buena protección contra las nuevas variantes».

Por ese motivo, recomendó a la población completar el esquema de vacunación, en especial a los grupos más vulnerables y personas no vacunadas, y recordó que la vacuna bivalente, que incluye los linajes ómicron, está disponible en todo el país.

El Minsa derogó el pasado 29 de mayo las restricciones que aún se mantenían vigentes para enfrentar la emergencia sanitaria contra la COVID-19, referidas al reinicio de actividades religiosas o de culto y sobre las medidas para la reincorporación progresiva de la actividad física y de recreación en espacios públicos.

También el protocolo que estableció las medidas de seguridad y prevención para las actividades de la campaña en las elecciones de 2021 y el documento técnico con las recomendaciones sobre el uso de escudos faciales (caretas) en los establecimientos de salud y en la comunidad en el contexto de la pandemia.

Las autoridades sanitarias de Perú declararon el pasado 14 de febrero el fin de la quinta ola pandémica en el país e indicaron que la enfermedad estaba «en transición a una fase endémica», mientras que en abril pasado el Minsa descartó que se pudiera presentar una sexta ola, aunque reconoció un incremento de casos, principalmente en Lima y Callao.

Hasta el término de la emergencia sanitaria, Perú registró más de 4.5 millones de casos y 220,000 fallecidos, por lo que se convirtió en el país con la tasa de mortalidad más alta del mundo por la pandemia.

Uno de los últimos personajes en contagiarse fue el primer ministro, Alberto Otárola, quien el pasado 2 de mayo informó que fue diagnosticado con la enfermedad y afrontó su recuperación en aislamiento, aunque en situación «estable»./Con información de EFE-

Te puede
Interesar