11 Hábitos que están haciendo malgastar tu tiempo: ¡Cómo perder menos tiempo!

Los malos hábitos tienden a formarse con el tiempo, sobre todo aquellos que sin querer nos roban valiosas horas del día. Nadie se propone intentar formar hábitos que le hagan perder el tiempo y le impidan alcanzar sus objetivos. Sin embargo, la mayoría de las personas terminamos adquiriendo muchos más de esos hábitos de lo que esperábamos.Es por eso que quiero compartir algunos hábitos comunes que te están deteniendo y sobre todo robando horas de tu preciado tiempo. ¡Para qué también podamos discutir cómo abordar cada uno de ellos y aprender a perder menos tiempo!

Y el primer paso para abordar estos hábitos es realizar una autoevaluación de cuáles de esos hábitos posees. Luego, una vez que hayas determinado cuál de los malos hábitos practicas, puedes comenzar a tomar medidas para deshacerte de ellos. Te recomiendo que obtengas una agenda o cuaderno para ayudarte a registrar lo que estás logrando cada día.

¡Así que pasemos a la lista de malos hábitos y cómo abordarlos para que dejes de perder tanto tiempo!

tarjeta malos habitos

11 HÁBITOS QUE TE ESTÁN HACIENDO MALGASTAR TU TIEMPO

(¡CÓMO PERDER MENOS TIEMPO!)

1. Procrastinación

Es el hábito más peligroso que puedas practicar, ya que es el acto de postergar o posponer las cosas para “DESPUES”. Es es acción o hábito de retrasar las actividades o situaciones que “DEBES” o “TIENES” que atender sustituyéndolas por cosas menos importantes o irrelevantes que al final del día te hacen preguntarte: “¿En qué se me fue el día?”

Solución

Determina dejar a un lado la pereza y afrontar esos miedos. Verás que una vez terminada la tarea que tanto estuviste postergando no te llevó tanto tiempo y la gratifciación es instantánea.

no procrastinar

 

2. Realizar múltiples tareas al mismo tiempo

Hay muchos artículos que puedes leer en cuanto este tema, pero en pocas palabras, realizar múltiples tareas al mismo tiempo disminuye tu productividad total en más de un 35% (Lo que tiene sentido cuando lo piensas. Tu cerebro está cambiando rápidamente entre dos o más tareas en lugar de concentrarte en una sola tarea).

Además hay varios estudios que comprueban que puede tener secuelas tales como, aumentar los niveles de cortisol, estrés, ansiedad, irritabilidad, cuadros depresivos, como también se debilita el proceso de creatividad, generando también una fatiga temprana.

En base a estos datos…. ¿Vale la pena matarnos queriendo hacer más de dos cosas a la vez?

Solución:

Evita realizar múltiples tareas al mismo tiempo a toda costa. ¡Te estás haciendo daño! En su lugar, concéntrate en una tarea a la vez y comprométete totalmente con ella.

no multiples tares3.No utilizar una “lista de quehaceres”

Piensas en cosas que necesitas hacer, pero luego no las escribes. Lo que, sorprendentemente, significa que las cosas pueden olvidarse o no completarse a tiempo. Además tu cabeza debe vivir en constante “alerta” ya que los deberes, ocupaciones y responsabilidades del día a día no le dan respiro, por lo cual puedes sufrir de constantes dolores de cabeza, cansancio o en un estado de adrenalina constante.

Solución:

Comienza a escribir listas de tareas diarias, semanales y mensuales. Escribir listas de tareas pendientes no solo te ayuda a ver todo lo que necesitas lograr, sino que también hace que tu cerebro piense en lo que debes hacer y eso puede ayudar a desencadenar el recuerdo de cosas.

lista de quehaceres4. Distracciones

Las distracciones están a nuestro alrededor constantemente y con toda la tecnología disponible para nosotros es cada vez más fácil distraerse.

Y aunque como muchos deben creer, los teléfonos y la televisión no son las únicas distracciones. El estar haciendo una tarea y que nuestros hijos nos llamen o nos necesiten por alguna causa es muy válido y real, y es importante que los atiendas, pero no olvides regresar a terminar lo que estabas haciendo. También a veces se nos va el día y vemos que ya es hora de hacer cena en medio de un proyecto que estábamos realizando, coloca una nota en tu heladera o gabinete de cocina como recordatorio de que tienes que luego hacerte el tiempo de terminar el proyecto o por lo menos recoger y dejar todo lo que estabas usando ordenado y en su lugar.

Solución:

Determina por tomar una decisión consciente de terminar cada tarea que comiences sin cambiar a otra tarea. Y cada vez que estes tentada a hacerlo negate a vos misma y termina la tarea comenzada!!

5. NO saber que hacer de comer.

Tomarse el tiempo cada día para averiguar qué haras de comer consume gran parte de tu tiempo y de tus energías.

No solo estarás gastando valioso tiempo que podrías estar utilizando en algo más importante, sino que te llevará a la mala decisión de ir a comer comida chatarra afuera de casa, y como resultado de esto también estarás gastando más dinero en comidas fuera. Para una familia de 4 personas puede llegar a significar un gran gasto.

Solución:

¡Planificación de menú semanal! Haz una lista de lo que comerán todos los días durante la semana. (Desayunos, almuerzos, cenas y meriendas) Esto también puede incluir comidas fuera de casa, en un día en particular que la familia decida como actividad familiar.

6) Buscando artículos extraviados.

Existen dos tipos de personas: las que siempre saben dónde está todo o los que pasan al menos 10 minutos todos los días buscando sus llaves / billetera / teléfono, etc.

Solución:

Comienza a trabajar activamente en este hábito de simplemente dejar las cosas donde sea y notarás que tus mañanas serán menos estresantes y más productivas.

Comienza con lo básico. Coloca un bowl (tazón) en algún lugar justo donde entras por la puerta y coloca lo necesario allí. Luego, comienza a trabajar en tomar notas mentales sobre dónde estás dejando algo. Esto entrenará a tu cerebro para que empieces a recordar esas acciones para que puedas localizar las cosas más tarde.

Asegúrate de obtener las herramientas de organización necesarias para ayudar a mantener la organización de tu hogar. Y te invito a que realices estos desafíos que aquí abajo te comparto.

7. No tener un horario para ir a dormir.

Los horarios de sueño realmente pueden hacer o deshacer tu día. Pensá en los días en los que no dormiste lo suficiente o dormiste demasiado y te sentiste atontada, lenta, somnolienta o improductiva. Esos días se pueden reducir significativamente si te decidís y mantenes un horario de descanso.

Solución:

Calcula una hora para ir a acostarte de 30 minutos de preparación y un margen para despertarte entre 30 a 60 minutos para alistarte tranquila y antes de atender a tu familia que funcione para vos y luego comienza a trabajar para irte a la cama y despertarte en esos márgenes.

8. Falta de poder de tomar decisiones.

Este es otro hábito muy dañino y muy profundo que probablemente necesite una publicación completa. Pero en pocas palabras, la falta de toma de decisiones puede frenarte de muchas maneras. Toma tiempo debatir diferentes decisiones, pero también te desgasta mentalmente. La fatiga por tomar decisiones es REAL y es un gran problema para mucha gente.

Aprender a tener poder de decisión no es nada fácil, pero cualquier cosa que puedas hacer para avanzar hacia la toma de decisión te ayudará a lograr tus objetivos a largo plazo.

Solución:

Cuando te encuentres indecisa de forma activa, date un límite de tiempo corto hasta que tengas que tomar la decisión y trata de cumplir con ese tiempo. Esto comenzará a entrenar su cerebro para sopesar las opciones y llegar a la mejor conclusión más rápido.

Los hábitos de pérdida de tiempo pueden sacar lo mejor de cualquiera.

9. Demasiada TV

Este tipo de hábito puede caer en la categoría del tiempo invertido frente a la pantalla, pero es un problema mucho más específico. Muchas personas caen en la trampa de la televisión tan pronto como llegan a casa del trabajo. Incluso si está destinado a ser solo un ruido de “fondo”, puede distraerte y absorberte fácilmente.

Por supuesto que también es una buena herramienta para mantenerte informado, pero si crees que no puedes tener control, tenlo en consideración.

Solución:

No te permitas encender el televisor hasta que hayas logrado tus principales objetivos del día. Conviértelo más en una recompensa que en una necesidad del día.

10. Tiempo de pantalla improductivo

Me aseguré de agregar la palabra improductivo porque no todo el tiempo frente a la pantalla es improductivo. ¡Hay tiempo frente a la pantalla en el que podrías estar trabajando en el desarrollo personal y eso es increíble!

Pero también hay mucho tiempo de pantalla improductivo, es decir, demasiadas redes sociales, juegos, viendo lo que está haciendo tu actor o cantante favorito, videos de tic tok, de YouTube, etc

Solución:

Establece cronómetros (temporizadores) breves para cuando enciendas el teléfono o enciendas el televisor. Cuando suena la alarma, te recuerda cuánto tiempo pasaste y te ayuda a mantener el tiempo de pantalla bajo control. El tiempo frente a la pantalla puede ser tan productivo o improductivo como vos lo decidas.

11. Diciendo que si a todo

Todos queremos hacer felices a todos, pero llega un punto en el que decir que sí a todos y todo significa que no puedas lograr lo que quieres.

No diría que decir que sí a todo el mundo es un “mal” hábito, pero definitivamente es un hábito que puede estar impidiéndote lograr más.

Solución:

En este tema vas a tener que ser muy cuidadosa en revisar cuantas tareas estas realizando o en las que estas participando, por mas lindas, divertidas o de buenas obras que estes haciendo. Pero si te esta robando tiempo para hacer las cosas que deberías estar haciendo considerá reducir el número de ellas para poder dedicar tiempo (de calidad) a las cosas o actividades que son importantes para vos o que deberían serlo.

Espero que estos 11 malos hábitos y sus soluciones hayan sido de inspiración para vos y ahora puedas hacer tu inventario o evaluación personal y puedas enumerar cuáles son aquellos que necesitan intervención inmediata y cómo los vas a resolver. /Con información de CuidandoMiHogar- 

 

Te puede
Interesar