La Inteligencia Artificial podría ver el futuro

2 62El nuevo sistema de inteligencia artificial desarrollado por el ejército estadounidense es capaz de predecir eventos futuros y, dependiendo de su uso, representa avances tecnológicos que solo pueden discutirse acaloradamente. Actualmente se encuentra en prueba beta y tiene un título sugerente de Dominio de información global experimental (GIDE).

En cierto sentido, no hay un nuevo debate sobre el rumbo de los sistemas de gestión de la información que pueden ser considerados privados o personal y serán públicos basados ​​en las nuevas tecnologías. ¿Quién usa estos datos? ¿Con qué propósito? ¿Podemos todos sentirnos observados en cualquier momento y en cualquier lugar?

Los datos en la nube

GIDE combinan múltiples fuentes de datos, desde información proporcionada por radares y sensores hasta imágenes satelitales e informes de inteligencia y seguridad. Pero quizás el punto más controvertido es el uso de datos en la nube. El sistema toma en cuenta la información que millones de usuarios en todo el mundo descargan diariamente a través de una variedad de servicios digitales, almacenamiento, redes sociales y más.

Según un artículo publicado en Science Alert, el propósito de usar datos en la nube es organizar bien esta increíble cantidad de información, procesarla de manera eficiente después y transmitirla a los oficiales y a las organizaciónes militares. La pregunta es quién puede determinar si este uso de datos es para el bien público o, por el contrario, una forma mejorada de control social.

En una conferencia de prensa transmitida por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, el general Glenn D. Vanhelk, jefe de campo del desarrollado de GIDE, señaló que había nacido un nuevo sistema de inteligencia artificial. En otras palabras, Estados Unidos tiene herramientas que le permiten conocer de antemano los intereses de sus competidores que puede representar una “amenaza” para su seguridad. Dentro de un cierto período, de esta forma, puede identificar más rápidamente los beneficios de esta acción y evaluar su impacto.

Para los nuevos empleados en el sistema, poder mirar unos días hacia adelante crea un nuevo espacio para la toma de decisiones. Pueden actuar antes de que surjan conflictos y problemas, por ejemplo, negociando medidas para contrarrestar la posibilidad de un conflicto armado entre estados. Desde esta perspectiva, los sistemas de inteligencia artificial capaces de “ver” el futuro podrían resultar especialmente útiles.

 No hay duda de que los sistemas de inteligencia artificial pueden procesar grandes cantidades de información mucho más rápido que los operadores humanos. Pero el gran problema sigue siendo la tendencia que podemos introducir para sistemas como GIDE. ¿Ayudará a mejorar la previsibilidad de conflictos y eventos peligrosos, o será algún tipo de “hermano mayor” global dirigido al espionaje basado en la población?. / Con información de Tendencia21-

Te puede
Interesar