Este diseñador, con gran experiencia en IA pero no cineasta, ha querido servirse de esta nueva tecnología y aplicarla a diferentes aspectos del corto. Por un lado, ha usado herramientas de generación de imágenes como Stable Diffusion, Midjourney y DALL-E 2.

Las voces las creó sobre todo con herramientas de generación de voz de IA como Synthesia o Murf. Y utiliza GPT-3, un generador de texto, para ayudar a escribir el guion.

“Vi esto delante de mí y me dije: ‘Vale, no sé lo que pasa en este mundo, pero sé que hay muchas historias, cosas interesantes'”, afirma. “Vi matices narrativos y sombras de ideas y semillas de historias”.